La actriz Jane Fonda revela que padece cáncer, pero asegura que no abandonará su activismo medioambiental. "Este es un cáncer muy tratable, el 80% de las personas sobreviven, así que me siento muy afortunada", ha escrito la intérprete, de 85 años, en una publicación en Instagram en la que ha precisado que le han diagnosticado linfoma no de Hodgkin.

Fonda ha explicado que ya ha comenzado la quimioterapia, un tratamiento que recibirá durante seis meses, pero que no dejará de lado su activismo. "Créanme, no voy a dejar que nada de esto interfiera en mi activismo medioambiental", ha afirmado, en un mensaje en el que incide en que los combustibles fósiles y los pesticidas causan cáncer.

"El cáncer es un profesor y estoy poniendo atención a las lecciones que me enseñará", ha escrito la actriz en la citada red social, donde ha afirmado que se considera una "privilegiada" porque tiene seguro médico, a diferencia de muchos estadounidenses que tienen que afrontar el cáncer sin recibir la atención necesaria.

La intérprete también ha aprovechado su mensaje para recordar que en noviembre se celebrarán las elecciones de medio mandato en Estados Unidos, que ha definido como "más que trascendentales". "Pueden contar conmigo para estar juntos mientras hacemos crecer la lucha para defender el medioambiente", ha afirmado.