'Joker' llega a los cines de España, y lo hace con advertencias de seguridad. Es el caso de la cadena de cines Cinesa, que lanza un aviso a los espectadores al comprar su entrada para la cinta protagonizada por Joaquin Phoenix.

Así les informa de que "por cuestiones de seguridad" está prohibido introducir en las salas de proyección "máscaras, armas de juguete o simulaciones". En caso de no respetar este aviso, el personal de cine podrá solicitar al cliente "que se lo retire o lo entregue para su guardia y custodia hasta que abandone las instalaciones".

Cinesa apunta que este aviso forma parte de la normativa de acceso a sus instalaciones y salas y que es extensivo a todas las películas que se proyectan en el cine. Sin embargo, la advertencia no aparece en pantalla si el usuario compra entradas para otras películas, como 'Ad Astra' o 'La directora de orquesta'.

Un estreno no exento de polémica

El estreno de 'Joker' también ha provocado un incremento de la vigilancia en los cines de EEUU. Así, la Policía de Los Ángeles ha aumentado su presencia en las salas ante el temor de posibles actos violentos. "Aunque no hay una amenaza plausible, la policía mantendrá alta su visibilidad alrededor de los cines", señaló una portavoz de la Policía a AFP.

EEUU incrementó la vigilancia en los cines ante la preocupación de las víctimas de tiroteos masivos.

Antes del estreno, los familiares y víctimas del tiroteo en un cine de Aurora (Colorado) en 2012 ya mostraron su preocupación a través de una carta pública. Temen que la película ensalce al personaje de 'Joker' y de una visión compasiva de un asesino.

Además, instaron a la compañía Warner a sumarse a otras empresas para abogar por la seguridad y el control de las armas en EEUU.

Por su parte, Warner respondió a las críticas de los familiares e insistió en que la cinta no defiende la violencia. "No se equivoquen: ni el personaje ficticio Joker ni la película respaldan la violencia del mundo real de ningún tipo. No es la intención de la película, los cineastas o el estudio hacer de este personaje un héroe", dijo la compañía en un comunicado.

Joker, ¿el retrato de un asesino en masa?

El mismo Joker, es decir el propio Joaquin Phoenix, también ha salido al paso de las voces críticas que acusan a la película de alentar la violencia. "Acusar a una película de glorificar la violencia es absurdo", señaló antes del estreno.

El actor, al que muchos ya ven recogiendo la estatuilla por su papel, afirma que la cinta aborda "el trauma infantil y los efectos del trastorno por estrés postraumático". Pero al ser preguntado en una entrevista por la agencia EFE, recuerda que "Joker definitivamente no es el héroe" y recalca que la película muestra un comportamiento "repugnante" del personaje.

El actor Joaquin Phoenix, en un fotograma de la película 'Joker' | WARNER BROS