Tras la pausa que las marcas se han visto obligadas a hacer a causa del coronavirus, la actividad ha vuelto. Son muchas las que están aprovechando para lanzar las novedades que se quedaron en el tintero meses atrás. Un buen ejemplo es Jaguar que ha actualizado el Jaguar I-Pace 2020 centrándose en el apartado tecnológico, en los acabados y, sobre todo, en los tiempos de carga del modelo eléctrico.

La puesta al día en el exterior es tan ligera que no se aprecian diferencias con el modelo actual. No en vano, lo único novedoso que encontraremos en el diseño del Jagua I-Pace 2020 es el diseño de sus llantas, el Black Pack, un paquete que aporta un acabado en negro brillante para algunos elementos y una paleta de colores que incorpora tres nuevos tonos para la carrocería: Caldera Red, Portofino Blue y Eiger Grey.

La mano de la marca británica, sin embargo, sí se nota en el habitáculo interior del I-Pace. Ahora es más tecnológico si cabe porque presume de un conjunto de tres pantallas: una de 31,2 centímetros para el cuadro digital, una de 25,4 para la consola central y la última, de 12,7, situada debajo de la anterior.

A través de ellas, el conductor podrá manejar el nuevo sistema de infoentretenimiento Pivi Pro que, por cierto, no es el único avance. El Jaguar I-Pace añade a su oferta el Smartphone Pack que hace posible la compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto para dos dispositivos, suma una superficie de carga inalámbrica debajo de la consola central se ha sumado y amplía su dotación con el sistema ClearSight, un sistema con retrovisor interior digital y con el sistema e 36 cámaras que cubren los alrededores del coche.

Jaguar I-Pace | Jaguar

Y tras este repaso llegamos a la novedad más relevante de la actualización del Jaguar I-Pace: la mejora que ha recibido su sistema de recarga. A partir de ahora, el eléctrico británico tendrá disponibles las siguientes opciones

· Toma de 7 kW: tarda 12,75 horas en cargar la batería al 100%.

· Toma de 11 kW (la que trae de serie el coche): la batería estará lista en 8,6 horas.

· Toma de 50 kW (carga rápida): repone 63 en 15 minutos.

· Toma de 100 kW (carga rápida): dota al I-Pace de una autonomía de 126 kilómetros en un cuarto de hora.

Finalmente llegamos a la parte mecánica, pero lo cierto es que aquí no hay ningún cambio. El Jaguar I-Pace 2020 cuenta con el mismo sistema de propulsión que combina dos motores, ubicado uno en cada eje; un conjunto que entrega una potencia de 400 CV y un par máximo de 696 Nm. La parte eléctrica corre a cargo de la batería, que con una capacidad de 90 kWh proporciona una autonomía eléctrica de hasta 470 kilómetros según el Ciclo WLTP.

Esta pequeña actualización tiene una consecuencia económica: una leve subida de precios. A partir de ahora el precio del Jaguar I-Pace arranca en 80.750 euros, 350 más que antes.