Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

SEGÚN EMISSIONS ANALYTICS

¿Cuánto contamina un híbrido enchufable cuando lo utilizas como un coche de combustión tradicional?

Transport&Environment ha encargado un análisis a un laboratorio independiente para determinar cuánto contamina un enchufable cuando circula como si fuera un coche tradicional.

Publicidad

Los coches microhíbridos y los híbridos enchufables han estado en el punto de mira porque lucen, respectivamente, la pegatina Eco y Cero de la Dirección General de Tráfico… cuando algunos de los modelos incluidos en esas categorías tienen unas emisiones mayores a otros que figuran bajo el paraguas de las etiquetas B o C. La organización ecologista Transport&Environment ha puesto cifras a esto desvelando cuánto contamina un híbrido enchufable cuando lo utilizas como un coche de combustión tradicional.

Los vehículos PHEV se venden como una opción sostenible, pero para que así sea tienen que funcionar como tal, es decir, recarga la batería para que esta cumpla sus funciones reduciendo en consumo y, por lo tanto, el nivel de emisiones. De lo contrario, el conductor tendrá en sus manos un modelo tradicional… con las ventajas de la pegatina Cero.

Entre un 28 y un 89% más

Con este punto de partida, la organización ecologista Transport&Environment ha encargado un análisis al laboratorio independiente Emissions Analytics. Para llevar a cabo este estudio han analizado las versiones enchufables del BMW X5, Mitsubishi Outlander y Volvo XC60. La principal conclusión es que, en condiciones reales de conducción, los híbridos enchufables pueden llegar a emitir entre un 28 y un 89% más de dióxido de carbono (CO2) de lo que prometen.

A este dato añade que los modelos empleados en su informe sólo pueden circular entre 11 y 23 kilómetros utilizando el motor de combustión interna antes de sobrepasar sus emisiones oficiales. Por lo tanto, en cada trayecto, únicamente recorren entre 61 y 86 kilómetros antes de superar sus valores homologados.

La autonomía de la batería

Por otro lado, cuando la carga eléctrica se termina… sus cifras de emisiones se disparan. Los modelos estudiando emiten entre tres y ocho veces más que las cifras oficiales. Además, conduce en modo de carga de batería emiten de tres a doce veces más y con la batería cargada pueden llegar a superar los límites si circulan en determinadas condiciones. Finalmente, el laboratorio Emissions Analytics señala que la autonomía cae hasta un 76% cuando el coche va cargado, circula a velocidades altas en autopistas y autovías o si se acelera con energía.

Publicidad