El Ford Focus es uno de los productos más importantes de la historia reciente de Ford. Desde su lanzamiento a finales del siglo pasado, el Focus se ha convertido en una de las referencias del segmento de los compactos, luchando cara a cara con modelos como el SEAT León, el Opel Astra o el todopoderoso Volkswagen Golf.

La tercera generación del Focus ya llevaba cierto tiempo acusando su veteranía, pero la espera ha merecido la pena, ya que Ford ha decidido renovar por completo su modelo compacto con la llegada de una cuarta generación que apunta maneras, aspirando a convertirse en uno de los líderes indiscutibles del disputado segmento C.

Ford Focus Wagon 2019 | motor.atresmedia.com

El diseño del nuevo Focus cambia radicalmente, siendo ahora más afilado, más deportivo. Las líneas curvas son las responsables de un diseño que apuesta por el dinamismo y la calidad visual, como demuestran las diferentes versiones disponibles. No faltan los cromados, las llantas de gran tamaño o unos grupos ópticos más redondeados con tecnología LED adaptativa.

En el interior, el cambio es también más que evidente. Gracias a su nueva construcción, el Focus disfruta de más espacio para los pasajeros, así como de un salpicadero 100% nuevo, más ergonómico y mejor resuelto, pero muy similar también al del nuevo Fiesta. Las posibilidades de equipamiento son sensiblemente mayores, con todo tipo de asistentes y el sistema SYNC 3 como pilar del sistema de infoentretenimiento.

Ford Focus Wagon 2019 | motor.atresmedia.com

El nuevo Focus destaca por su construcción sobre una nueva plataforma compacta denominada C2, que lo hace más capaz y más seguro, incrementando su rigidez un 20% y aumentando la distancia entre ejes en 5.3 centímetros. Mecánicamente, estará disponible con motores de gasolina EcoBoost con 1.0 y 1.5 litros, con potencias que abarcan entre los 86 y los 184 CV, mientras que en diésel se ofrecen mecánicas 1.5 y 2.0 EcoBlue con 95, 120 y 150 CV.

Cuarta entrega Focus

La cuarta generación del Ford Focus ha llegado a un mercado extraordinariamente competido como el de los compactos con dos argumentos de venta muy claros: el primero, equipamiento a tope, sobre todo en tecnología y ayudas a la conducción. Y el segundo, un comportamiento y un chasis perfectamente afinados como es tradición en Ford.

Ford Focus Wagon 2019 | motor.atresmedia.com

El Focus adopta cuatro personalidades Titanium (prueba), Active, Vignale y ST Line. El acabado Titanium (o el inferior Trend), representan el equilibrio entre confort, comportamiento, prestaciones y un buen equipamiento. La versión Active es un pretendido crossover, con carrocería elevada 3 centímetros con respecto a la versión normal. Lleva parrilla, molduras y defensas especiales, llantas e incluso una tapicería diferente.

Ford Focus 2019 | motor.atresmedia.com

Las versiones más exclusivas son la Vignale representa la visión de la marca del óvalo en clave de lujo y exclusividad con detalles exteriores (parrilla, defensas, molduras, etc, diferenciadas) y un interior casi premium. Mientras, el acabado ST Line corresponde a la terminación más deportiva de la última generación del compacto de Ford. Estéticamente, tiene un aire claramente deportivo, con molduras, parrilla, spoiler y doble salida de escape. Además, monta una suspensión específica, rebajada un centímetro y más firme que el resto de la gama.

Ford Focus Wagon 2019 | motor.atresmedia.com

Centrándonos en las sensaciones a primera vista de la unidad probada, con el acabado Titanium, lo primero que tenemos delante son elementos como el Head-up display, que contrasta con un cuadro de mandos bastante convencional y relojes analógicos, completado por una pantalla central digital con información detallada sobre consumos y acceso a distintas configuraciones del ordenador de abordo. En nuestras manos un volante de grosor, tamaño y textura ideal, sin recurrir a los achatados tan de moda últimamente.

El head-up display del Ford Focus promete ser visible con gafas polarizadas | Centímetros Cúbicos

Volviendo al Head-up display, no quisiera olvidarme de resaltarlo: aporta información y mejora la seguridad al no tener que apartar la vista del asfalto, a la vez que reduce el cansancio al no tener que reenfocar tantas veces ni tan cerca la vista. Es muy completo y totalmente configurable con la información que queramos tener a la vista.

Ford Focus Wagon 2019 | motor.atresmedia.com

Sobre el salpicadero emerge una pantalla muy grande (") desde la que podemos acceder a la navegación y las distintas aplicaciones, ajustes etc. Y a su alrededor un salpicadero bien construido y ajustado, terminado en materiales dentro de la media de la categoría. Por lo demás, el sistema Sync 3 de Ford nos ofrece una conectividad sencilla y total con nuestro teléfono móvil (Apple Car Play + Android Auto), y añade una app que nos permite conectarnos al coche desde fuera y realizar acciones como ponerlo en marcha (con cambio automático) para que empiece a funcionar la climatización, minutos antes de llegar al coche.

Ford Focus Wagon 2019 | motor.atresmedia.com

Detrás, el espacio en las plazas traseras es extraordinariamente amplio para lo que aparentan vistos desde fuera los 4,37 metros del Focus (4,66 el Wagon). Y lo es tanto en la distancia libre al techo (92 cm.) como respecto a los asientos delanteros (unos 10 cm). La carrocería de nuestro Wagon goza, además, de un enorme maletero que cubica 608 litros (375 el 5 puertas).

Ford Focus Wagon 2019 | motor.atresmedia.com

Lo que más nos ha gustado del nuevo Focus es su comportamiento. Ahí marca diferencias y se acerca a escalones superiores. El tacto en dirección, el equilibrio en curva, estable pero ágil y con garra, muy modulable en las curvas, incluso en esta versión familiar. La unidad probada montaba el propulsor EcoBlue diésel de 2.0 litros y 150 CV con el nuevo cambio automático de 8 relaciones en acabado Titanium (suspensión normal) Sobre todo con este motor, invita a conducir rápido, siempre percibiendo que todo está controlado. El feeling es casi deportivo, pero en un coche funcional, en este caso familiar y hasta económico.

Ford Focus Wagon 2019 | motor.atresmedia.com

El cambio automático es de tipo convertidor de par con 8 marchas. Un desarrollo propio de Ford que funciona bastante bien pero tal vez no esté a la altura de lo mejor de la competencia en rapidez a la hora de circular con el programa deportivo. En condiciones normales es un cambio suave y agradable, con una selección acertada de las marchas en cualquiera de los modos Eco, Normal y Sport.

El manejo con las levas del volante es suficientemente rápido y una opción recomendable para el conductor medio, sobre todo si pasa mucho tiempo en ciudad. Llama la atención la ruleta de selección que sustituye a la clásica palanca de marchas, aunque está muy bien hecha y te acostumbras rápidamente a ella.

Ford Focus Active | motor.atresmedia.com

Volviendo al orden de marcha, desde la primera generación, el Focus se ha caracterizado por romper las reglas de lo que se considera un comportamiento adecuado para un compacto y, a lo largo de los años, ha permanecido a la vanguardia por sus cualidades dinámicas. Sus reacciones son nobles, con una dirección suave pero comunicativa, y con la clásica forma de 'andar' que sólo puede ofrecer un compacto o una berlina en tiempos de obsesión SUV. Y sin perder un ápice de confort.

Ford Focus 2019 | motor.atresmedia.com

Uno de los puntos fuertes además del comentado excelente comportamiento es la adopción de sistemas avanzados de asistencia a la conducción. El nuevo Focus incorpora un sistema de control de crucero adaptativo con función stop&go que nos asiste en los atascos desde parado e incorpora también reconocimiento de señales de tráfico, por lo que se adapta a los límites de velocidad. Además, se complementa con un sistema avanzado de centrado de carril, que mantiene el coche en el centro de las líneas con una leve resistencia en el volante. Autonomía 2, en fin, en la famosa escala de 5 pasos hasta la autonomía completa.

Ford Focus Wagon 2019 | motor.atresmedia.com

Tambien puede montar el Adaptive Car Assist 2, un sistema de aparcamiento automático que capaz de llevar a cabo la maniobra de aparcamiento completa de forma autónoma en vehículos con cambio automático. Con cambio manual hay que insertar primera y marcha atrás cuando el coche nos lo indique, manejando los pedales inevitablemente.

Ford Focus Wagon 2019 | motor.atresmedia.com

Otro elemento destacado en el nuevo Focus son sus luces: sus faros no solo son direccionales, no solo no deslumbran a los conductores que vienen de frente, sino que tienen un sistema predictivo capaz de leer señales y adaptarse antes de que lleguen curvas, glorietas y demás circunstancias de la conducción.

Conclusiones del test

La cuarta generación del Focus es un coche totalmente nuevo. Su diseño tiene un aire de familia con la generación anterior, al tiempo que se moderniza notablemente y se afina para lograr un coeficiente aerodinámico Cx de 0,273, una cifra impresionante para un coche con esta forma exterior, que se traducirá en consumos, prestaciones y sonoridad mejoradas.

Ford Focus Wagon 2019 | motor.atresmedia.com

El nuevo Ford Focus es un coche técnicamente brillante, tanto por su calidad de rodadura y comportamiento dinámico como por su nivel tecnológico general. Nos parece una opción recomendable, una propuesta práctica y razonable para viajar con comodidad, seguridad y disfrutando al volante como pocos coches hacen disfrutar ¿será suficiente?.

El precio de partida del Focus arranca en los 19.575€ del acabado Trend para la versión de 100 CV.