El mundo del automóvil ha cambiado mucho en los últimos años. La tecnología que compone nuestros vehículos ha avanzado a velocidad de vértigo, y un coche nuevo es capaz ahora de ofrecer prestaciones y servicios que hasta hace apenas un puñado de años sólo se presentaban en la cabeza de algún visionario. Sin embargo, en ocasiones lo más sencillo parece ser lo más efectivo.

El cierre a distancia de nuestros coches se comenzó a popularizar a principios de los años 90, cuando esta tecnología comenzó a instaurarse en segmentos y modelos populares. Parece mentira, pero su tecnología no ha avanzado tanto: en la mayoría de casos sigue siendo un emisor de radiofrecuencia que envía una señal al vehículo, éste la recibe, la interpreta y realiza la acción que le hemos pedido, bien sea abrir el coche, cerrarlo, encender las luces o abrir el maletero, entre otros. VER VÍDEO DE ARRIBA.

Te puede interesar: Qué hacer si pierdes las llaves del coche y no tienes copia

No es lo más habitual pero tampoco es imposible: perder las llaves del coche o dejárselas donde no deberían estar. Puede ocurrir en cualquier momento, por ejemplo al dejarlas en el propio maletero mientras descargamos algo y cerramos la puerta con la llave dentro; o extraviarlas por despiste justo cuando menos queríamos: estando de vacaciones lejos de casa.

En cualquier caso, perder las llaves del coche nos supondrá un quebradero de cabeza y, en el peor de los casos, también bastante dinero. ¿Qué hacer si esto ocurre?