En la última oleada de test de impacto realizada por el organismo Euro NCAP se ha medido la seguridad de los nuevos BMW Serie 1 y Serie 3, de la nueva generación del Peugeot 208 y del actualizado Jeep Cherokee, obteniendo los alemanes la mayor calificación posible.

La nueva generación del BMW Serie 1 mantiene una calificación de cinco estrellas, con un 83% en protección de adultos, un 87% en protección infantil, un 76% en seguridad de peatones y un 72% en asistentes de seguridad. Su puntuación en la protección de ocupantes adultos habría sido más alta si no fuera porque la protección de los asientos delanteros contra el latigazo cervical no fue del todo buena.

BMW Serie 1 | Euro NCAP

Por su parte, el Serie 3 ha conseguido el mejor rendimiento en seguridad de un automóvil de su clase probado por Euro NCAP durante el protocolo 2018/2019, gracias a una valoración del 97% en adultos, de 87% en infantil, del 87% en peatones y del 76% en dispositivos de asistencia a la conducción, logrando así las cinco estrellas de calificación.

BMW Serie 3 | Euro NCAP

Menos suerte ha corrido el Peugeot 208, al que se le han escapado por poco las cinco estrellas. El utilitario francés cumple con los requisitos para conseguirlas en protección de adultos con un 91%, en protección infantil con un 86% y en asistentes de seguridad con un 71%, pero en la protección de peatones su valoración es de sólo un 56%, por lo que termina con una calificación general de cuatro estrellas. Pierde de esta manera una estrella respecto al 208 de anterior generación, pero no por ofrecer menos seguridad, sino porque los requisitos eran entonces menos estrictos.

Jeep Cherokee | Euro NCAP

Tras el restyling recibido, el Jeep Cherokee ha vuelto a someterse a la prueba de Euro NCAP y ha obtenido una estrella menos que en el año 2013, conformándose esta vez con cuatro. Su puntuación es del 80% en seguridad de adultos, del 78% en la de niños, del 56% en la de peatones y del 69% en asistentes de seguridad.