UN MOVIMIENTO A CONTRACORRIENTE

Mazda apuesta por el diésel: así es su nuevo motor e-Skyactiv D

Mazda reafirma su apuesta por el motor a contracorriente lanzando un nuevo motor diésel de seis cilindros cargado de tecnología

Mazda apuesta por el diésel: así es su nuevo motor e-Skyactiv D

Mazda apuesta por el diésel: así es su nuevo motor e-Skyactiv D Mazda

Publicidad

En los últimos años la industria del automóvil ha cambiado sustancialmente, de forma que si bien hace apenas una década el mundo del automóvil giraba en torno a los motores de combustión, a bloques grandes y potentes y a materiales lujosos, la racionalización ha entrado de lleno en el juego, de forma que muchos fabricantes han abandonado el desarrollo de mecánicas térmicas para centrarse en el desarrollo y las innovaciones dentro del terreno eléctrico.

Uno de los fabricantes que se resiste a desarrollar únicamente motores eléctricos es Mazda, que recientemente ha presentado el Mazda CX-60, un lujoso SUV de hasta 7 plazas que apuesta por la imagen premium y por la calidad de construcción. Ni siquiera la prohibición de la comercialización de motores térmicos en Europa a partir de 2035 ha amedrentado a la marca, que hace unos días ha anunciado más detalles de su última creación: un nuevo motor diésel de seis cilindros en línea y 3.3 litros de cubicaje que llegará a Europa en "dos sabores": 200 y 254 CV.

A contracorriente: Mazda presenta un nuevo motor diésel

Bautizado como e-Skyactiv D, este bloque hará su primera aparición precisamente en el CX-60 antes mencionado, convirtiéndose así en uno de los pocos modelos del segmento en contar con un motor diésel de seis cilindros y convirtiéndose, de hecho, en el único fabricante japonés que cuenta con un motor de semejantes características. Sobrealimentado por turbocompresor y equipado con un innovador sistema denominado DCPCI (Distribution-Controlled Partially Premixed Compression Ignition), se trata de uno de los motores de combustión más avanzados del mercado.

Por si fuera poco, Mazda ha incorporado también un sistema de microhibridación con sistema eléctrico de 48V, lo que en la práctica se traduce en un nivel de consumo medio homologado bajísimo de 4,9 l/100 Km con unas emisiones de 127 gramos de CO2 en la versión de 200 CV, mientras que en la variante de 254 CV el consumo es de 5,3 l/100 Km y las emisiones son de 137 gramos. Hay más: gracias a toda la innovación aplicada a este motor, desde Mazda anuncian que este bloque es capaz de superar las exigentes normas anticontaminación Euro 7 que entrarán en vigor en 2025 y que supondrán la retirada de buena parte de los motores térmicos actuales.

Antena 3 » Noticias Motor

Publicidad