Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Para mejorar la seguridad también en ciudad

'Disciplina de carril', la última petición de la DGT a los conductores

Somos muchos los conductores que hemos lidiado con algún que otro atasco, una situación que merece la pena tomarse con paciencia y tranquilidad, algo en lo que insiste la DGT

Publicidad

Millones de españoles arrancan todos los días sus respectivos coches para emprender su viaje hacia, generalmente, su puesto de trabajo. Otros lo hacen para realizar algunas tareas, otros para llevar a los más pequeños al "cole"...en resumen, toda una serie de necesidades que el coche cubre. Sin embargo, las ciudades no crecen al ritmo que crece el número de vehículos que se matriculan en nuestro país, lo que unido a la cada vez mayor presencia de carriles bici y de zonas restringidas al tráfico motorizado hace que los atascos sean el pan nuestro de cada día.

Los embotellamientos o atascos son un fastidio para los conductores. Se pierde tiempo, energía y paciencia en llegar a un destino que, posiblemente, en otras circunstancias se alcanzaría enseguida. Esta situación hace que muchos conductores pierdan la tranquilidad y se dediquen a "navegar" entre los distintos carriles disponibles con el afán de llegar lo antes posible a su destino.

La DGT pide "disciplina de carril"

La DGT es consciente de ello, por lo que ha lanzado una petición a través de sus redes sociales en la que nos recuerda la necesidad -y la conveniencia- de mantenernos dentro de un mismo carril todo el tiempo posible, de manera que tengamos lo que Tráfico denomina "una trayectoria predecible". Con esto, facilitaremos la convivencia con otros usuarios de la carretera, de manera que los desplazamientos y la circulación será más segura y tranquila para todos.

Zigzaguear puede resultar "tentador" en medio de una retención al encontrar un pequeño "hueco" en otro carril para meter nuestro coche y ganar algunos metros, pero la realidad ha demostrado que éstas acciones no suponen ningún beneficio en términos de tiempo o de celeridad a la hora de llegar a nuestro destino, suponiendo eso sí un gran problema en términos de seguridad.

Aquellos conductores que tienden a serpentear entre el tráfico producen un mayor número de accidentes de circulación ya que tienden también a realizar maniobras más bruscas y rápidas, lo que supone un problema ya que en muchas ocasiones se olvidan de señalizar sus intenciones, lo que se traduce en golpes a consecuencia de maniobras que, de utilizar la mencionada "disciplina de carril" se podrían haber evitado.

Publicidad