Centímetros Cúbicos » Movilidad

MEDIDA DE ALGUNAS COMPAÑÍAS

Test de reacción: el último método para evitar que los usuarios circulen en patinete bajo los efectos del alcohol

Si el usuario no supera estas pruebas satisfactoriamente, la aplicación no desbloqueará el vehículo.

Publicidad

La tasa cero de alcohol para menores no será la única medida para controlar a los usuarios que circulan a bordo de patinetes eléctricos bajo los efectos de la bebida o las drogas. Con el fin de mejorar la seguridad vial y reducir el número de accidentes, algunas compañías de alquiler han desarrollado un método que impide que un conductor se suba a uno de sus Vehículos de Movilidad Personal (VMP) en estado de embriaguez: así son los test de reacción.

La pregunta es inevitable: ¿qué es un test de reacción? Es una prueba cognitiva que mide los reflejos de aquel conductor que pretende alquilar un patinete eléctrico compartido. Un sistema implantado por empresas como Voi o Bolt con el que comprueban la velocidad de reacción del usuario en cuestión. Lo hacen a través de una prueba incluida en su aplicación: muestran varias imágenes con distintos ritmos y el usuario debe pulsarlas.

Si intenta saltarse este test o lo lleva a cabo superando los umbrales de tiempo normales, la aplicación no desbloqueará el patinete eléctrico y esa persona no podrá circular con él. Cabe recordar que los usuarios de este tipo de vehículos deben respetar los mismos límites que el resto de conductores: 0,25 miligramos por litro en aire espirado o 0,5 gramos por litro en sangre o de 0,15 miligramos por litro en aire espirado y de 0,3 gramos por litro en sangre si se trata de un profesional o de un novel. Las multas por rebasar estas tasas, por lo tanto, también son idénticas.

Patinete
Patinete | Unsplash

Circular y aparcar

No es el único uso que las compañías de alquiler de patinetes eléctricos han dado a los últimos avances en tecnología. Bird, por ejemplo, ha decidido poner coto a la circulación por aceras y zonas peatonales. ¿Cómo? Cuando reconoce que el trayecto transcurre por estas áreas prohibidas por ley, lanza avisos sonoros y manda un mensaje al usuario para que haga otro recorrido. Si desoye estas advertencias, el sistema puede reducir la velocidad hasta detener el patinete.

Existe otro sistema que comprueba si el conductor ha aparcado el vehículo correctamente. A través de varias fotos verifica si está bien ubicado: si no es así, la aplicación envía una notificación y si el usuario insiste… con el tercer estacionamiento ilegal, recibirá una sanción.

Publicidad