Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Los patinetes eléctricos, cercados por la necesidad de una regulación

Los patinetes, ¿más cerca de las matrículas y los seguros obligatorios?

La movilidad personal encarnada en los patinetes eléctricos parece destinada a pasar por un proceso de regulación muy intenso, que modificará las condiciones de funcionamiento de estos aparatos.

Publicidad

Cada día miles de personas dan el paso y deciden hacerse con su primer patinete eléctrico, convencidos de las ventajas que, verdaderamente, aporta este vehículo en nuestros desplazamientos diarios. Al fin y al cabo, se trata de un método de transporte barato -mucho más que un coche y también más económico que una motocicleta- y mucho más flexible y adaptable que los medios de transporte públicos más tradicionales como el autobús o el metro.

Lamentablemente, el uso del patinete eléctrico se ha extendido demasiado, hasta el punto de comenzar a generar problemas de convivencia con otros usuarios tanto de las calzadas como de las aceras, lo que ha obligado a la Dirección General de Tráfico a desarrollar rápidamente una serie de normas básicas de circulación que todos los usuarios deben cumplir.

Hablamos de normas que, por ejemplo, limitan la velocidad máxima del VMP a 25 km/h, siendo además obligatorio el uso de casco. Está prohibido, además, utilizar el patinete eléctrico bajo los efectos del alcohol o de las drogas, así como que viaje más de una persona en un sólo patinete. Con todo y con eso, aún queda mucho por hacer.

La Fiscalía apuesta por los seguros y las matrículas para los patinetes

Cada vez más voces apuestan por regular, de manera seria y formal, la utilización de estos pequeños vehículos eléctricos. Una de las últimas voces en sumarse a esta tendencia ha sido la del Fiscal de Seguridad Vial de Valencia, Eduardo Olmedo, que expresó en un debate organizado por Línea Directa la necesidad de desarrollar un marco legislativo completo para los patinetes eléctricos.

Para Eduardo Olmedo es necesario que los patinetes incluyan matrícula, para poder ser identificados; y que los titulares de los mismos tengan que suscribir un seguro obligatorio para hacer frente a posibles daños provocados por un accidente fortuito o una utilización fraudulenta.

No es todo: el fiscal también alerta de que la inmensa mayoría de los usuarios de no cuentan con ningún tipo de formación de tipo vial, lo que puede provocar situaciones de peligro en la vía pública, por lo que sería recomendable desarrollar también un temario específico para que estos usuarios tuviesen cierta formación. ¿Es el fin de los patinetes eléctricos tal y cómo los conocemos?

Publicidad