Será un domingo atípico en el Circuito de Las Américas. Valtteri Bottas sorprendía a propios y extraños al asegurarse la primera posición de parrilla para el Gran Premio de Estados Unidos, obligando por tanto a que los Ferrari y que pilotos como Max Verstappen o Lewis Hamilton tengan que realizar una gran salida en el siempre complejo embudo de la primera curva. Un fin de semana en el que el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 puede quedar completamente sentenciado de forma matemática a falta de dos carreras más: Interlagos y Yas Marina.

Fracaso rotundo para los Alfa Romeo después de un inicio complicado de fin de semana. Kimi Räikkönen caía por tercera vez esta temporada en Q1, siendo la primera ocasión en que ambos monoplazas de los de Hinwil no conseguían pasar a Q2. No había que olvidar que Kimi fue el ganador del Gran Premio de Estados Unidos en 2018, su última victoria con Ferrari antes de dejar su sitio para la llegada de Charles Leclerc. Con la caída de los dos coches italianos se completaba una primera eliminación que ya contaba con las bajas casi seguras de los dos Williams y de un Sergio Pérez que sale desde el Pit Lane tras ser penalizado por saltarse el pesaje durante la FP2 del viernes.

Sebastian Vettel saldrá desde la segunda posición | Ferrari

En el polo completamente opuesto, Lando Norris lograba pasar a la segunda fase de la sesión de clasificación logrando el mejor tiempo, demostrando que el McLaren tenía capacidad para coger velocidad desde el primer momento. Clave de nuevo sería la Q2, cuando los principales equipos volvían de nuevo a montar el neumático medio/amarillo de Pirelli para cerrar una vuelta lo suficientemente buena que le asegurara el pase al Top10 que definiría la Pole Position, mientras que los miembros de la multitudinaria zona media debían optar por el blando para asegurar su presencia. Nico Hülkenberg, los dos HAAS, Lance Stroll y Daniil Kvyat serían los grandes damnificados al no conseguir su pasaporte.

Con la parrilla muy comprimida, nos encontrábamos que en el primer intento todos los miembros de las tres escuderías más fuertes se encontraban en apenas medio segundo, seguidos en este caso por Carlos Sainz y Lando Norris. Valtteri Bottas era el primero en golpear, logrando la pole provisional por delante de Sebastian Vettel y Max Verstappen, mientras que Lewis Hamilton solo podía ser quinto en un circuito que desde su estreno en 2012 solo cuenta con victorias de pilotos que salían desde la primera línea de parrilla, curiosamente más de los que partían desde la segunda plaza que desde la Pole.

Max Verstappen compartirá línea con Leclerc | Red Bull Content Pool

La primera vuelta sería suficiente para el finlandés que tiene la hercúlea tarea de tener que ganar en la cita estadounidense y esperar que Lewis Hamilton no sume más de cuatro puntos. El británico saldrá quinto, desde la tercera línea de parrilla, mientras que Sebastian Vettel compartirá la primera con Bottas (quinta Pole de la temporada) y Max Verstappen y Charles Leclerc harán lo propio con la segunda en un duelo que este año ya ha hecho saltar chispas tanto en Austria como en Silverstone y Suzuka.

El último tiempo de Alexander Albon sería eliminado por superar los límites de pista, pero Carlos Sainz no podría aun así pasar de la séptima plaza, seguido en este caso por Lando Norris. Daniel Ricciardo y Pierre Gasly completaban las 10 primeras plazas, siendo el tailandés el que tendrá una complicada primera parte de carrera al ser el único de los seis primeros que realizó su vuelta de paso en Q2 con el compuesto blando.