El uso intensivo de las toallas de playa y piscina hace que sintamos la necesidad de lavarlas constantemente, pero hacerlo sin el cuidado precioso acaba por deteriorarlas. Ya os hablamos de cómo lavar las toallas de casa para que queden perfectas. En el caso que ahora nos ocupa, tenemos otros componentes importantes a tener en cuenta: el cloro, el salitre y la arena. Todos ellos son bastante nocivos para las toallas porque deterioran su color y los tejidos.

Sea cual sea el material de la toalla, por ejemplo, algodón, bambú o fibra, podemos darte una serie de recomendaciones generales para mantenerlas siempre a punto y con el color de cuando las compraste.

1. Si has estado en la playa, lo primero que debes hacer es asegurarte de que no quedan restos de arena. Sacude la toalla bien antes de meterla a la lavadora si no quieres estropear el filtro. Por cierto, aquí puedes leer cómo limpiar tu lavadora.

2. Cuando la toalla tenga restos de césped, algas o arena pegada, lávala en un barreño con agua fría y un poco de jabón antes de meterla en la lavadora.

3. En caso de que tenga manchas de crema solar o aceites, aplica un producto quitamanchas antes del lavado.

4. Una vez lavada, tiende la toalla en un lugar donde haya ventilación suficiente, pero procura que no esté expuesta al sol para evitar que pierda color.

Cómo quitar las manchas de las toallas

En el caso de que la toalla tenga manchas, debes tratarlas antes de meterlas en la lavadora. Lo más habitual es que las manchas sean producidas por el protector solar o por fruta, por ejemplo. En ambos casos te recomendamos que para quitar limpiar la toalla manchada frotes en la zona con un paño con un poco de jabón neutro y después la metas en un barreño de agua tibia con el zumo de un limón y un puñado de sal.

Para las manchas de fruta existe un eficaz truco casero que consiste en frotar la mancha con un trapo impregnado en leche con sal.

Trucos para cuidar las toallas de la playa y la piscina

Al igual que ocurre con el lavado de las toallas de baño, debes prestar atención al lavado para que tu toalla de playa se conserve mucho mejor.

1. Las toallas de playa se suelen lavar a unos 30º.

2. Evita suavizantes. Puedes usar en su lugar vinagre que, además de eliminar de bacterias, ayuda a fijar los colores.

3. No metas la toalla a la secadora sin haber consultado antes la etiqueta y siempre que sea posible déjala secar al aire libre.