¿Te ha pasado que, aunque usas suavizante la ropa recién lavada tiene un olor extraño? Si es así está claro que ha llegado el momento de limpiar la lavadora por dentro. La humedad favorece el crecimiento de bacterias y hongos, que acaban produciendo el mal olor en las prendas recién sacadas de la lavadora.

La gran cantidad de ropa sucia y con malos olores que pasa por el tambor de la lavadora hacen que sea necesaria una desinfección cada cierto tiempo. Puedes usar productos específicos que se venden para limpiar la lavadora por dentro, pero también puedes recurrir a utilizar cosas que muy probablemente tengas por casa.

Si quieres saber cómo limpiar a fondo tu lavadora lo primero que debes hacer es pensar en la seguridad y como más vale prevenir que curar: recuerda desenchufarla.

Cómo limpiar la lavadora por dentro paso a paso

Los elementos con los que hay que esmerarse y limpiarlos regularmente son: el filtro, el cajetín y el tambor con sus gomas.

Cómo limpiar el filtro de la lavadora:

el filtro impide que los residuos lleguen al desagüe y se atasque, por lo que para evitar que el filtro se sature hasta el punto de que la lavadora no pueda funcionar de manera correcta, es recomendable que lo limpies con regularidad. ¿Hace cuánto que lo limpias? Si después del lavado queda agua en el tambor o la ropa sigue estando sucia… limpia el filtro de manera urgente. Acuérdate de poner una toalla o un plato o barreño bajo para recoger la posible agua que pueda caer cuando lo abras.

Cómo limpiar el cajetín de la lavadora:

solemos darle poca importancia a limpiar el cajetín de la lavadora, pero en realidad es un lugar que suele estar siempre mojado y tiende a oler mal. Lo ideal es que después de cada lavado lo saquemos y lo aclaremos con agua hasta retirar cualquier resto de detergente.

Cómo limpiar el tambor y las gomas:

hay lavadoras que ya tienen programas específicos para la limpieza del tambor. Si es tu caso, sigue las instrucciones del fabricante. Otra opción es comprar un producto específico o bien recurrir al versátil vinagre o bicarbonato. Programa un ciclo largo con la lavadora vacía. Introduce en el cajetín algún desincrustante como el vinagre o ácido cítrico (consulta las instrucciones del fabricante). Cuando el ciclo haya terminado, el tambor estará limpio y será el momento de limpiar las gomas de la lavadora. Puedes hacerlo con una bayeta usando una mezcla de vinagre con agua caliente o lejía. Por último, limpia bien todo sobrante de detergente o lejía con otra toalla seca.

Por último, os dejamos unas recomendaciones generales para cuidar bien la lavadora y evitar que acabe oliendo mal y ensuciando en lugar de lavando la ropa.

Recomendaciones para cuidar la lavadora

1. Revisar bien los bolsillos de las prendas para evitar residuos

2. No sobrecargar el tambor

3. Ventilar la lavadora tras su uso (dejar el cajetín y el tambor abiertos)

4. No excederse con el detergente para evitar acumulaciones

5. Hacer un ciclo de lavado con la lavadora vacía una vez a la semana poniendo en el cajetín del detergente vinagre o un chorro de lejía.