No te conformes con las alternativas más conocidas. Si tienes una pasión o un hobby seguro que hay un museo que puede hacerte conocer más sobre aquello que te interesa. Hoy, te llevamos a conocer 3 de los museos más curiosos que podrás visitar en nuestro país.

1. Museo de naipes Fournier (Vitoria-Gasteiz)
La pregunta no es si alguna vez has tenido un Fournier… sino, justamente al revés… ¿alguna vez has tenido un mazo de cartas que no fuera Fournier? Y es que detrás de esas tantísimas horas de juego, está el nombre de esta empresa española con sede en Álava. Allí mismo, en su antiguo complejo ahora tiene un Museo donde encontrarás… naipes desde el siglo XV hasta nuestros días, diferentes técnicas de impresión, juegos, literatura, geografía, música, magia hasta cartas de tarot…..

Una vista curiosa y entretenida para conocer el mundo de los naipes y el juego alrededor del mundo y descubrir el edificio que en sí mismo es todo un lujo. Se trata del Palacio de Arrieta-Maestu o Palacio de Bendaña en el centro del casco histórico de Vitoria-Gasteiz.

2. Museo del Chocolate (Astorga)
¿Qué relación hay entre el chocolate y León? Hay que revisar la historia para descubrir por qué este enclave es tan conocido en el mundo del cacao. Vamos hasta la época de la conquista de América. Hernán Cortés prueba el chocolate en México, pero al traerlo no se adapta al gusto local por ser muy amargo. Unas monjas de Oaxaca le agregan azúcar y así se introduce en Canarias. Pero aún faltaba que entrara a la península para que el negocio fuera redondo. Por aquel entonces el Duque de Astorga arregla el matrimonio de su hijo con la hija de Hernán Cortés, aunque el enlace matrimonial nunca se llevó a cabo, los negocios prosperaron. La ciudad de Astorga era una diócesis muy importante,y un punto clave en el paso de la ruta comercial de la plata, el Camino de Santiago. Así que al estar tan bien comunicada, además de contar con un clima apto para el proceso de la creación de chocolate, posicionaron a la ciudad como toda una pionera en su elaboración desde el s XVII.

En el Museo del Chocolate de Astorga, encontrarás de todo: desde que es semilla hasta que es delicia. Además, documentos y maquinarias relacionadas con la creación de estas delicias. También los diferentes moldes y envolturas que han marcado la historia de su consumo, así como las diferentes piezas publicitarias que lo dieron a conocer. Un recorrido muy interesante que puede terminar en su tienda, para dar rienda suelta a tus costado más goloso.

3. Museo Lunar (Madrid)
Seguimos con las curiosidades. ¿Qué hace un traje de NASA en medio del paisaje campestre de Fresnedillas de la Oliva?
Situémonos en en la década del ´60, plena Guerra Fría. La carrera por dominar el espacio, la estaban ganando los rusos que ya habían enviado a Yuri Gagarin a orbitar la Tierra. Esto no gustó nada a los estadounidenses que se empeñaron en lograr una proeza más épica: enviar al hombre a la Luna. Se valieron de una Red de Vuelos Espaciales Tripulados (MSFN) que estaba desplegada por todo el mundo y contaba con 11 estaciones de tierra y 5 barcos. Para coordinar todas las comunicaciones (especialmente las de los astronautas) se instalaron 3 antenas: una en California, otra en Australia y una en Fresnedillas de la Oliva (España).

La antena supuso la creación de de una estación que mantuvo comunicación con el Apolo 11 y fue la encargada de decirles a Armstrong y Aldrin, que les quedaban menos de 30 segundos para alunizar.

La celebración en 2010 por el aniversario de la llegada del hombre a la Luna, tuvo tan buena acogida en el pueblo que se decidió crear este Museo que hoy alberga piezas de aquellos hombres que fueron al espacio, además de una maqueta del cohete Saturno V, del Módulo de mando del Apolo además de la reproducción de la antena DSS-66, apodada 'La Dino'; y que fue instalada en la Base de Vuelos Espaciales Tripulados.

A menos de 60 km de la capital, tienes una escapada muy interesante que puedes complementar haciendo rutas de senderismo por la zona.