Viajestic » Escapadas

Andalucía

Giralda de Sevilla: 5 curiosidades que te dejarán sin palabras

La Giralda es, sin lugar a dudas, uno de los grandes emblemas de la ciudad de Sevilla. Es el momento de descubrir una serie de curiosidades que te sorprenderán, y mucho.

Giralda, Sevilla.

Emilio J. Rodríguez Posada | CC BY-SA 3.0 Giralda, Sevilla.

Publicidad

Sevilla es, indudablemente, una de las ciudades más bonitas de España por diversas razones. No solo a nivel histórico o cultural, sino que todo aquel que pasea con sus calles se queda con ganas de volver. Tiene un embrujo absolutamente espectacular. ¡Y nos fascina!. Uno de los monumentos más fotografiados de la ciudad andaluza es, sin lugar a duda, la Giralda. Es significativo a más no poder, convirtiéndose en todo un emblema de Sevilla. Durante varios siglos, la Giralda fue la torre más alta no solamente de España sino de toda Europa. ¡Nada más y nada menos!

Con sus 104 metros, también fue la torre más alta de Sevilla hasta que llegó a nuestras vidas uno de los edificios más polémicos: La conocida como Torre Pelli. ¡Pero hay más! Una de las cuestiones más sorprendentes de la Giralda es que cuenta con nada más y nada menos que 24 campanas, y todas ellas tienen su propio nombre. Un ejemplo lo encontramos en la más grande, que se la llama Santa María Mayor. ¡Pero no todas las curiosidades quedan ahí! Es el momento de descubrir las más impactantes.

Sevilla | Pxhere

¿Sabías que la Giralda tiene rampas?

Y te preguntarás: “¿Para qué?”. Bueno, para empezar, debes saber que cuenta con nada más y nada menos que 35 rampas. Y todo para que el encargado de convocar a la oración pudiera subir nada más y nada menos que montado a caballo. Las vistas desde el campanario son de ensueño, por supuesto. Un dato curioso es que Dan Brown, en la novela ‘La fortaleza digital’, decidió cambiar esas rampas de la Giralda por algo tan concreto como son unas escaleras.

La Giralda, ejemplo perfecto de las culturas que habitaron la ciudad

Y todo ello porque esta torre está formada nada más y nada menos que por dos cuerpos perfectamente diferenciados. Por un lado encontramos el lado musulmán, que data del año 1184. Esto fue construido para ser el alminar de la que fuera la mezquita de Sevilla. Por otro lado, encontramos la que data del siglo XVI y que corresponde al cristianismo. Se trata de un campanario en cuya cúspide encontramos una estatua que representa nada más y nada menos que la Fe.

Giralda. Sevilla | Imagen de Kiban en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Existen varias réplicas de la Giralda

Este es uno de los datos que causan más sorpresa y, siendo honestos, no es para menos. La Giralda cuenta con diversas réplicas por todo el mundo. En Nueva York había una que posteriormente fue destruida para construir un edificio. En Kansas City, que está hermanada con Sevilla, existe una réplica ubicada al lado de una también reproducción de lo que conocemos como Plaza de la Virgen de los Reyes. Existe otra réplica en España y bastante cerca de esta ciudad, concretamente en Badajoz. ¡Entre otras tantas!

Hay dos Giraldillos

Un dato curioso a tener en cuenta es que existe una réplica que da nombre a la torre, y la podemos encontrar en la conocida como Puerta del Príncipe de la Catedral de Sevilla. Esta figura, como no podía ser de otra manera, se le conoce como “Giraldillo”. Un detalle que, desde luego, no pasa desapercibido.

¿En qué se inspiraron para levantar la Giralda?

El referente que se utilizó para su construcción fue nada más y nada menos que el alminar que podemos encontrar en la mezquita Kutubia, ubicada en Marrakech (Marruecos). Es evidente que se trataba, sin lugar a dudas, de una de las obras más espectaculares del arte hispano-magrebí. ¡Y no es para menos!

Publicidad