Viajestic » Destinos

HISTORIA

Templo de Dendur: El templo egipcio en Nueva York que no deja indiferente a nadie

El Templo egipcio de Dendur se encuentra en la ciudad de Nueva York. ¿Cómo acabó en este lugar? ¿Cuál es su historia? Es el momento de descubrirla.

Templo de Dendur

Imagen de Jean-Christophe BEONIST en Wikipedia, licencia: CC BY 3.0 Templo de Dendur

Publicidad

El Templo de Dendur es uno de los más espectaculares, en todos los sentidos. Está ubicado en el histórico Museo Metropolitano de Arte, siendo considerada como la construcción más antigua de Nueva York. ¡Nada más y nada menos! Ahora bien, ¿cómo acabó un templo egipcio en esta ciudad estadounidense?.

En 1960 se construyó la conocida presa de Asuán. Por tanto, esto podría suponer una inundación por parte del lago Nasser por posible inundación. Así pues, corrían grave peligro muchísimos monumentos arqueológicos y uno de los más significativos es Abu Simbel. Es por eso que la UNESCO decidió tomar cartas en el asunto. A modo de agradecimiento, Egipto no dudó un solo segundo en donar cuatro monumentos a esos países que respondieron rápidamente a la llamada. Dendur se fue a Estados Unidos, Debot a España, Ellesiya a Italia y, por último, Taffa fue ubicado en Países Bajos. ¡Un detalle que jamás olvidaremos!

Templo Dendur | Imagen de Burn the asylum en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

Si nos centramos en el Templo de Dendur, debemos saber que fue erigido cerca del Nilo, en la conocida como Baja Nubia. Se mandó construir por el emperador Augusto, en la época de Gayo Petronio. Por lo tanto, tenemos que viajar a nada más y nada menos que el año 15 a.C. Cabe destacar que este templo no solamente está dedicado a la diosa Isis, sino también a Peteese y Pihor.

El edificio principal cuenta con unos 7x13 metros, construida con sillares de piedra de arenisca. Si continuamos con datos, la zona “aterrazada” se presenta, aproximadamente, con unos 30 metros de ancho. Para finalizar, el conjunto del templo de Dendur mide unos 8 metros de alto, así como 25 metros de largo. ¡Unas dimensiones bastante considerables! Aunque, eso sí, es un templo algo pequeño comparado con los que podemos encontrar en Egipto.

A pesar de todo, el de Dendur posee todas las características necesarias para ser considerado como un templo: Puerta, pórtico, cámara para las ofrendas y, por último, un santuario. Un dato muy curioso es que las columnas que presenta están perfectamente rematadas por nada más y nada menos que capiteles vegetales. Por si fuera poco, en las paredes podemos ver al faraón realizando una serie de ofrendas a sus dioses.

Templo Dendur | Imagen de bdsworld en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 2.0

Una curiosidad sobre este Templo de Dendur es que en el año 577 se transformó en una iglesia cristiana y, por tanto, experimentó una serie de modificaciones. Afortunadamente, conforme pasaban los años, todo eso se fue desvaneciendo. Todo ello hasta el año 1963, cuando los 642 bloques del templo pasaron a conservarse en la conocida isla de Elefantina.

Un par de años después, en 1965, la República Árabe de Egipto donó este Templo de Dendur a Estados Unidos. De esta manera, estos bloques se transportaron en barco hasta la ciudad de Nueva York. En el año 1967, se donó al conocido Metropolitan Museum of Art. Por tanto, se tenían que comprometer a otorgar un ambiente adecuado a este templo. Finalmente, desde 1978, podemos disfrutar de Dendur en estas instalaciones. El MET realizó un trabajo excepcional para crear una atmósfera idónea. Es más, incluyeron un pequeño estanque como ocurría en el Antiguo Egipto. ¡No le falta detalle!

Publicidad