Plovdiv, Bulgaria

Teatro Romano de Plovdiv | Foto de Edal. Fuente Wikimedia Commons

Esta pequeña ciudad situada en los Balcanes esconde una joya que fue construida en la Antigua Roma, su teatro romano. Cuando dicha civilización lo puso en pie, el nombre de la ciudad era Trimontium y por aquel entonces gobernada Trajano. Hoy en día sigue en uso debido al buen estado en el que se encuentra gracias a las arduas laboras de conservación que llevaron a cabo durante las últimas décadas del siglo XX.

Cartagena, España

Teatro Romano de Cartagena | Foto de Rafa Esteve. Fuente Wikimedia Commons

La que fuera bautizada como Carthago Nova por los cartagineses, es hoy una de las ciudades con mayor patrimonio antiguo de nuestro país. Fue construido entre los años 5 y 1 a.C. y tenía capacidad para 7000 espectadores. No se supo nada de esta construcción hasta 1988, cuando un profesor de la Universidad de Murcia dio con el hallazgo. No es de extrañar que no se tuviera constancia de su existencia, pues numerosas civilizaciones habían ido construyendo sobre él sucesivamente. En el año 200 fue declarado Bien de Interés Cultural y Patrimonio Histórico de España.

Orange, Francia

Teatro romano de Orange | Foto de Marcos Esperón. Fuente Wikimedia Commons

Muy cerca de Avignon, localidad famosa por su festival de teatro contemporáneo, está la ciudad de Orange donde se encuentra el Teatro romano de Orange. Éste es uno de los mejores conservados del mundo, ya que aún cuenta con el muro de fachada escénica original de 103 metros de largo por 37 de alto. El teatro data del siglo I d.C. y podía alojar hasta 9000 espectadores en su graderío. En 1981 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Augusta Raurica, Suiza

Teatro de Augusta Raurica | Foto de Wladyslaw. Fuente Wikimedia Commons

Augusta Raurica es un yacimiento y museo romano al aire libre que se encuentra en la ciudad suiza de Augst, muy cerca de Basilea. En esta ciudad romana que convive con la vida del siglo XXI, encontramos el teatro romano, que es el más grande al norte de los Alpes. Aunque solo se conserva parte del esqueleto de la estructura, llama la atención su localización, ya que Augusta Raurica es la colonia romana más antigua conocida en las inmediaciones del río Rin.

Catania, Italia

Teatro Romano de Catania | Foto de Louisvhn. Fuente wikimedia Commons

En plena isla de Sicilia se ubica la ciudad de Catania, y en el centro urbano está el teatro romano, que fue construido en el siglo II. Tiene un diámetro de unos 80 metros y aún hoy sigue conservando la cávea, la zona de orquesta y algunas partes de la escena. Para su construcción se utilizaron rocas de lava del volcán Etna. Además, se decoró con mármol y estatuas, y tenía capacidad para concentrar 5000 personas. Durante los años 70 se usaba para ver espectáculos en los meses de verano. Actualmente está parcialmente abierto, aunque no se encuentra en buenas condiciones.

Teatro de Marcelo, Roma

Teatro de Marcelo | Foto de Jensens. Fuente Wikimedia Commons

De este teatro solo se conserva una parte de la construcción original. No obstante, se merece una mención especial, ya que se han utilizado los muros originales de la escena para construir casas. Donde debería de estar el graderío se encuentran actualmente las viviendas. El teatro fue construido entre los años 13 a. C.-11 a. C. y cuya cávea tenía 129,80 metros de diámetro, lo que permitía albergar a casi 20 000 espectadores.