ISLAS FILIPINAS

ISLAS FILIPINAS

Peleliu, un destino para buceadores y amantes de la historia

Restos de una sangrienta batalla, playas de arenas blancas y aguas critalinas. La combinación de paraíso e historia bélica hace de este rincón de las Filipinas un lugar único. Hoy te invitamos a descubrir Peleliu, un enclave vital en la II Guerra Mundial.

La isla de Peleliu está situada a unas 23 millas náuticas al sur de la isla de Koror, la isla y estado más grande de Palaos, en Filipinas. Un pequeño paraíso terrenal en el que habitan tan solo 700 almas. Paraíso, hoy, porque Peleliu fue también el sitio en el que transcurrió una de las batallas más largas y sangrientas de la Segunda Guerra Mundial. Durante tres intensos meses, los combates entre japoneses y estadounidenses se sucedieron, y hubo más de 20.000 víctimas.

Los americanos irrumpieron en la playa como parte del plan del general MacArthur para asegurar Palaos y Filipinas. Pero la batalla se prolongó y los soldados japoneses se escondieron en las cuevas y lucharon hasta el final. Los bosques de Peleliu fueron bombardeados y reducidos a cenizas, pero a pesar de ello, la naturaleza se abrió paso cubriendo con una densa vegetación las cicatrices de aquella sangrienta batalla.

Testigo de lo ocurrido, queda hoy un museo, un antiguo centro de mando japonés, donde uno puede ver recortes de prensa, fotos de la guerra, artículos donados por veteranos, cascos antiguos, armas, granadas, bombas y otros recuerdos de la guerra encontrados en las selvas de la isla y en sus playas. En los antiguos campos de batalla, incluyendo el antiguo campo de aviación, hay emplazamientos de armas, tanques americanos y japoneses, incluso un avión escondido en la selva que se estrelló. La batalla se extendió desde las playas hasta las colinas de la parte superior de Bloody Nose Ridge, donde ahora podemos encontrar memoriales japoneses y del Ejército de los Estados Unidos.

Para subir a Bloody Nose Ridge, hay que salvar 100 escalones. En la cima de la colina se tiene una hermosa vista de la selva, los arrecifes en el océano y de las islas de los alrededores.

En Peleliu hay más de 1000 cuevas que puedes explorar, algunas que aún conservan restos de la batalla, playas impresionantes de arenas blancas y aguas critalinas, e incluso un agujero natural al que se puede bajar por una escalera, donde el agua dulce se mezcla con el agua salada ya que está conecta do con el océano. Un gran lugar para saltar y bañarse. Pero una de las actividades favoritas de los que viajan hasta allí es, sin duda, el buceo y el snorkel. Y es que los sitios de buceo más conocidos de Palaos se encuentran a tan solo unos 20 minutos de paseo en barco desde Peleliu.

Por ejemplo, Blue Corner, el sitio de buceo más conocido y famoso de Palaos, un verdadero desierto bajo el agua, hogar de barracudas y gatos, tiburones grises de arrecife, así como de tortugas marinas, pez napoleón, rayas, y cientos de otras especies. La inmersión comienza en la parte superior de un arrecife poco profundo, que desciende a través de uno de los cuatro grandes agujeros que llegan a una gigantesca caverna submarina. La caverna ofrece varias salidas al océano. En el interior hay túneles y chimeneas que serpentean y que conectan esta fortaleza de coral con la superficie.

El Canal Alemán, construido por el hombre, a través del arrecife, nos conduce a una zona de arena, hogar de manta rayas y grandes tiburones de arrecife, anguilas jardineras, barracudas, pargos, peces hoja y pulpos. A ambos lados los fantásticos jardines de coral están repletos de peces cocodrilo, nudibranquios, anémonas y peces payaso.

Peleliu Corner es otra de las inmersiones de la isla a una profundidad de unos 75 pies, en la que se pueden ver cardúmenes de jureles gigantes, meros, tiburones punta blanca, bancos de barracudas o peces napoleón. Solo apto para buzos expertos ya que hay corrientes extremas en las profundidades.

En Peleliu Express no hay corrientes, y es el lugar perfecto para ver corales amarillos, pequeños peces de arrecife, y posiblemente tiburones como el tiburón gris. Pero a medida que nos acercamos a la pared del arrecife, las fuertes corrientes atraen tiburones, barracudas, atunes, jureles y meros, e incluso es posible llegar a ver un tiburón ballena.

Peleliu es una isla histórica, ideal para explorar con un guía local, o por tu cuenta, en bicicleta, en kayak o incluso a pie. Se puede llegar en barco o en avioneta. La pista de aterrizaje fue construida durante la ocupación japonesa. Un lugar ideal para los amantes de la pesca y el buceo, ya que en esta isla se encuentran os mejores sitios de buceo de Palaos. Un pequeño y remoto paraíso de hermosas playas, monumentos de guerra y reliquias dispersas por la isla, que desde luego, promete unas vacaciones diferentes.

Más información:
Turismo de Peleliu

Marta Rivas | @rivascmarta | Madrid
| 25/01/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.