Viajestic » Destinos

Un Nuevo Año llega a China

Un Nuevo Año llega a China

El Caballo cede su puesto a la Cabra en el calendario

Publicidad

Viajestic | Viajestic
| 11.02.2015 00:00

Ya ha comenzado la cuenta atrás. En China y gran parte del Sudeste asiático este año tiene las horas contadas  y esperan con impaciencia la celebración del también llamado Festival de la Primavera. El 19 de febrero al filo de la media noche el Caballo dará paso a la Cabra en el Año Nuevo chino. Es quizás una de las celebraciones anuales más sociales y divertidas del mundo. Una festividad que año tras año traspasa fronteras y esta presente en los diversos barrios chinos que se extienden por muchas ciudades de los cinco continentes. Londres, Bangkok, Nueva York, Buenos Aires o Madrid pueden celebrarlo al más puro estilo oriental sin regatear el más mínimo detalle. Supone un impresionante movimiento migratorio ya que para millones de chinos es una ocasión única para reunirse en la casa familiar y ahuyentar la mala suerte del año anterior e intentar atraer la buena para el que comienza. Una fiesta por todo lo alto en la que imperan las sensaciones: el color, el sonido y el olor. El rojo y amarillo de los dragones bailarines avanzando por las grandes avenidas para espantar los malos espíritus con sus rugidos. Por supuesto, no faltarán los petardos, al fin y al cabo los chinos son los que descubrieron la pólvora, que junto con la música de los tambores, los gongs y los platillos resonaran entre las fachadas de las casas. Todo ello unido al ambiente embriagador del denso humo del incienso quemado. Un espectáculo que impacta sobre todo en las grandes urbes asiáticas como Hong Kong o Singapur en las que se mezclan la modernidad cosmopolita con los rituales más ancestrales. Una ocasión única para apaciguar su frenética actividad cotidiana. La ultima noche del año se disfrutará de una suculenta comida con gran variedad de platos mientras miles de ojos contemplarán el espectáculo de fuegos artificiales para dar la bienvenida al año 4713, según su cronología. Los festejos finalizan tras 15 días con el Festival de los Faroles donde los protagonistas son los niños que iluminan la oscuridad de la noche con sus linternas. Un año especialmente afortunado para los nacidos bajo el signo de la Cabra que según el horóscopo chino corresponde con 1931, 1943, 1955, 1979, 1991, 2003 y por supuesto en 2015.

Publicidad