Ya no queda nada para entrar en el otoño, una de las estaciones más espectaculares en Japón. Los paisajes pronto se van a teñir de bellos colores, y los jardines se van a convertir en lugares idílicos en los que disfrutar de la naturaleza. Es la época de Momijigari, en japonés “la contemplación de las hojas otoñales” Japoneses y visitantes se preparan para contemplar la magia de los paisajes otoñales, la belleza de las hojas de arce o de ginkgo, los templos rodeados de árboles y de exuberante vegetación, y los atardeceres rojizos y dorados. Si no has vivido esta experiencia, ahora es el momento de hacerlo.

Todo comienza a cambiar. Durante el mes de septiembre en el norte, en Hokkaido, y durante los meses de octubre y noviembre en el sur, paulatinamente, hasta llegar al mes de diciembre en Kyushu. Escenarios fascinantes, paso a paso, en este tiempo todo se llena de belleza. Y todo comienza en el Monte Asahidake en Hokkaido, que con sus 2.290 metros de altitud es el más alto de los que forman el Parque Nacional de Daisetsuzan. Este es el punto de partida de la estación otoñal en Japón con las flores blancas del Chinguruma.

Prefectura de Hiroshima | JNTO

Sigue por el Valle de Oirase, en la prefectura de Aomori. El río Oirase en su paseo fluvial rodeado de árboles ofrece en estos meses una amplia variedad de colores y formas. Especialmente en la cascada de Kumoi, en el tramo Ishikedo Kumoi no taki.

El Lago Chuzenji-ko en Tochigi, situado a 1.269 metros sobre nivel de mar, el Templo Jingo-ji en Kioto, construido en el monte Takao, y el Parque Momijidani-koen en Hiroshima, con sus más de 1.000 árboles de arce; son otros de los puntos para observar el espectáculo de Momijigari.

Templo Fuki-ji | JNTO

Además del festival de colores, el otoño en Japón trae otros festivales. Festivales con grandes desfiles que recrean la historia milenaria del país y que son perfectos para conocer sus tradiciones y costumbres más antiguas.

Uno de los más importantes es el que tiene lugar en Nikko, en el Santuario de Nikko Toshogu, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Bajo el nombre de "Shuki Taisai", se conmemora el traslado del cuerpo post-mortem del primer Shogun del gobierno de Edo, Tokugawa Ieyasu, el fundador del shogunato Tokugawa, que gobernó Japón desde el año 1603 hasta la restauración Meiji. No te puedes perder este imponente desfile con mil samuráis armados acompañando el féretro, impacta cuando menos. Además, durante esta celebración podrás conocer la cultura de los samuráis con diversas actividades como el tiro con arco acaballo.

En octubre, el día 22, Kioto celebra el "Kyoto Jidai Matsuri", un festival de historia en el que el desfile, se muestran las diferentes etapas históricas de la ciudad, con una recreación de las vestimentas y objetos hechos a mano por los artesanos más experimentados. El recorrido comienza en la ciudad y finaliza en el Santuario Heian.

El mismo día en la ciudad de Kurama, al norte de Kioto, se celebra el Festival del Fuego, una procesión en la que participan todos los habitantes, quienes recorren las calles de la ciudad con antorchas encendidas y desfilan después hasta el Santuario Yuki.

Festival. Osaka | JNTO

Durante el otoño se celebran también los festivales de Hakone, una recración de la tradicional marcha de los señores feudales; y el "Karatsu Kunchi Festival", en Karatsu en Saga, una tradición de más de 400 años. Una celebración en la que los protagonistas son las grandes figuras que representan leones, dragones o samuráis, y que son atenticas obras de arte.

Otros festivales interesantes son el de "Takayama Hachiman Matsuri", en el que cada barrio desfila con su propio Mikoshi, que es un palanquín tradicionalmente con la forma de una pequeña pagoda inspirada en el templo local y con el que se rinde culto a la deidad sintoísta.

Si no conoces Japón, ahora es un buen momento. Además ahora es mucho más fácil que nunca con nuevos vuelos y trayectos más económicos. Disfruta de Japón, de sus colores, y de su historia, este otoño.

También te puede interesar

Los mejores planes en la capital británica

Embarcar rumbo al otoño noruego