e

Burdeos es una ciudad portuaria francesa que pasa por ser la sexta del país y que es, sin duda, una de las más bellas del país galo y una de las ciudades más destacadas del Camino de Santiago; fue capital de Francia, por razones trágicas, en tres ocasiones (la Guerra Franco Prusiana en 1870 y las dos Guerras Mundiales) y es, además, una ciudad tan ligada al vino por sus importantes viñedos como Grasse lo es al perfume por sus campos en flor y sus perfumistas; su casco histórico, al que debe el apodo ‘La Perla de la Aquitania’ y que cuenta con más de 350 edificios históricos, es Patrimonio de la Humanidad desde el año 2007 (año en el que la ciudad dejó de ser ‘La Bella Durmiente’, un apodo que nos recuerda al que luce todavía hoy una de las catedrales más bellas de España, ‘La Bella Desconocida’ ¿sabes qué catedral es? la de Palencia).

Burdeos | Pixabay

Te hemos dado ya dos razones esenciales para visitar Burdeos: sus vinos y su casco histórico pero, una vez llegues a la ciudad ¿qué es lo que no te debes perder? te lo contamos.

1.- El Puerto de la Luna

Primer lugar de visita obligada por tierra e incluso por mar; como conjunto urbano y arquitectónico sobresaliente lo define la UNESCO y no es para menos, se trata del barrio más antiguo de Burdeos y el que da cambia a más edificios históricos. Una curiosidad ¿por qué este nombre? por la forma de media luna (o croissant) que forma el río Garona a la altura de Burdeos. Esta zona, junto al casco histórico, es lo que la UNESCO reconoció como Patrimonio de la Humanidad en Burdeos en el año 2007.

2.- El Gran Teatro de Burdeos

Se trata de un teatro histórico, construido hace más de 3 siglos y que pasa por ser el más importante de Francia, a la altura del Palacio de la Ópera e Versalles; no se trata sólo de un edificio histórico a visitar sino que a lo largo del año se organizan diferentes espectáculos (ópera, ballet, conciertos sinfónicos…), revisa la agenda del teatro en las fechas de tu visita a Burdeos y reserva tus entradas con antelación.

3.- La Basílica de Saint Michel

Es un espectacular edificio religioso con un carillón en su campanario de 22 campanas, es de estilo gótico , Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y también uno de los edificios que forman parte de los Caminos de Santiago de Compostela en Francia.

Arquitectura religiosa | Burdeos

4.- La Catedral de San Andrés

Es una catedral originalmente románica del S.XI pero fue reconstruida posteriormente y hoy predomina en ella el estilo gótico; es además importante porque recibió la consideración de Patrimonio Mundial en 1998 como uno de los edificios de la ciudad ligados al Camino de Santiago.

5.- Mercado des Capucins

Está en el antiguo barrio de Saint Michel y te recomendamos encarecidamente que lo visites a la hora de comer… aquí podrás deleitarte con algunas de las delicias de la gastronomía de Burdeos como las ostras y regarlas, por supuesto, con algún vino local.

6.- Cité du Vin

Es mucho más que un museo, es toda una infraestructura dedicada al vino como patrimonio cultural único de la ciudad, cabe recordar que algunos de los vinos más caros y apreciados del mundo son vinos de bodegas situadas en los alrededores de Burdeos. Es una gran exposición que ocupa más de 13.000 metros cuadrados y que se renueva cada poco tiempo porque una parte importante de su espacio se reserva para exposiciones temporales. Si quieres conocer la historia del vino y sus vínculos eternos con la ciudad de Burdeos no puedes dejar de visitar la Cité du Vin (puedes comprar las entradas online con antelación).

Bodega en Burdeos | Burdeos

7.- Un par de museos para los amantes del arte: Museo de las Bellas Artes y Museo de Artes decorativas y del diseño

No todo va a ser vino y arquitectura histórica, el arte también tiene su espacio en Burdeos, especialmente en estos dos museos: en el primero de ellos descubrirás pinturas de grandes maestros europeos como Delacroix, Van Dyck, Matisse, Picasso, Renoir o Rubens entre otros; el segundo de los museos que te recomendamos, el de Artes Decorativas y Diseño, te permitirá conocer cómo era el estilo de vida de los nobles franceses durante la Revolución Francesa, se trata de una casa señorial decorada como lo estaría entonces.

¿Y eso es todo? la respuesta es no, Burdeos es una ciudad rica a rabiar no sólo en su historia sino también en su vida actual con sus diferentes rutas del vino y sus establecimientos con Estrella Michelin (por poner un par de ejemplos), es, sin duda, uno de los destinos más recomendables de Europa sino del mundo en la actualidad.

Más información: Turismo de Burdeos