Por más que Innsbruck sea considerada la capital del Tirol, lo cierto es que en España no era tan conocida como otras ciudades austríacas hasta que su nombre se unió al de la selección española de fútbol cuando, en el año 2008, fue testigo de los dos primeros partidos de nuestra selección, los que abrieron camino a la final que jugaríamos y ganaríamos en Viena días después. Claro que de eso hace ya más de 10 años e Innsbruck no es ya el secreto mejor guardado de Austria, es más, es una de las visitas casi obligadas en este país, especialmente los días previos a la Navidad.

Y es que Innsbruck tiene fama no sólo como capital del Tirol sino también por sus Mercados de Navidad, unos mercados que son el centro de las celebraciones navideñas pero no lo único interesante, a continuación te contamos cuáles son los mejores Mercados de Navidad de la ciudad y también qué eventos no te puedes perder si visitas Innsbruck de aquí a enero.

Comenzaremos por la iluminación de la ciudad porque las luces son las primeras en anunciar las fiestas que están por llegar, las de la Navidad; las luces más sorprendentes son las del Palacio Imperial porque son en realidad todo un espectáculo organizado en dos pases diarios (a las 17.30 y a las 18.30), su primer pase tendrá lugar el día 29 de noviembre y el último el 20 de enero del próximo año.

Panorámica de Innsbruck en invierno | Foto: Turismo de Austria

El segundo encuentro luminoso en Innsbruck tiene lugar la última noche del año porque aquí se recibe al Año Nuevo con espectáculos luminosos que van desde los tradicionales fuegos artificiales den la Seegrube hasta un espectáculo de luz, agua, láser y sonido que simula al río Inn envuelto en la niebla.

Además, desde finales de este mes, toda la ciudad se decora para la ocasión con luces y luminosos árboles de Navidad, también con ángeles brillantes y corazones que se reparten por todas las calles; el resultado de esta decoración en una ciudad entre montañas es una estampa de Navidad blanca como ninguna otra.

Y llegamos a los Mercados porque, como decíamos al principio, ellos son el corazón de la Navidad en Innsbruck, no es uno ni son dos ni tres, son hasta siete Mercados de Navidad que no te puedes perder si visitas Innsbruck aunque que puedas recorrerlos todos dependerá de las fechas que elijas para viajar, a continuación te damos buena cuenta de la apertura y cierre de cada uno de estos siete encantadores Mercados de Navidad.

Los Mercadillos Navideños más madrugadores de Innsbruck son el de la Plaza Marktplatz y el del Casco Antiguo, ambos abrieron sus puestos el pasado 15 de noviembre y ambos los cerrarán la víspera de Nochebuena, el 23 de diciembre.

Si viajas con niños no debes perderte el Mercado de Markplatz porque hay múltiples actividades para ellos, desde teatro de títeres a cuenta cuentos, un belén tradicional y el clásico carrusel de caballitos; te impactará ver el enorme árbol de Navidad (15 metros de altura) decorado con cristales de Swarovski ¡espectacular!.

Innsbruck | Foto: Turismo de Austria

El Mercado de Navidad del Casco Antiguo es el más grande y antiguo de la ciudad y el ideal si quieres adentrarte en las tradiciones navideñas del Tirol y también si quieres hacerte con algún detalle para tu árbol de Navidad en alguno de los 70 puestos del mercado.

El día 16 de noviembre se inauguró el Mercadillo de Navidad en Hungerburg, no te lo puedes perder porque visitarlo es toda una aventura: está en lo alto de la montaña y tienes que subir en funicular para llegar a él, una vez arriba disfrutarás además de magníficas vistas panorámicas de Innsbruck. Este Mercado también echa el cierre el 23 de diciembre.

El Mercadillo navideño de St. Nikolaus pasa por ser el menos interesante de los mercadillos de Innsbruck pero lo cierto es que está situado en el barrio más antiguo de la ciudad, es el que menos turistas recibe y, en el fondo, el más auténtico de todos ellos, si visitas Innsbruck antes del 23 de diciembre no debes perdértelo.

El día 25 de noviembre se inauguran dos Mercadillos de Navidad más, el de la calle Maria-Theresien-Strasse y el de Wilten, el primero permanecerá abierto hasta el día 6 de enero pero el segundo cerrará sus puestos el día 21 de diciembre.

Mercado de Navidad en Innsbruck | Foto: Turismo de Austria

Pasear la calle Maria-Theresien-Strasse en vísperas de Navidad es todo un espectáculo tanto por los deliciosos puestos que ofrecen productos navideños como por su iluminación porque ésta corre a cargo de Swarovski.

El de Wilten es un mercado muy tirolés, está en la plaza Wiltener Platz y hace las veces de afterwork en Innsbruck durante el mes previo a la Navidad.

Hay un Mercadillo de Navidad más, el séptimo, que es el último porque es el más moderno de todos ellos, conocido como Navidad Imperial, está situado junto al trampolín de salto de Bergisel y es un Mercado muy completo, se organizan actividades para los niños, conciertos de músicos locales, se dugustan delicias navideñas tirolesas y se ofrecen interesantes piezas de artesanía tradicional en los diferentes puestos del mercado.