América Sur

América Sur

La impresionante Catedral de Sal de Zipaquirá

Una de las maravillas de Colombia

El municipio de Zipaquirá es conocido como la “ciudad de sal” por ser uno de los centros de explotación de este mineral más importantes en Colombia. La Catedral de Sal en el interior de una mina de sal a tan solo 48 kilómetros de la capital, Bogotá, y a 2.652 metros sobre el nivel del mar es, sin duda, una auténtica maravilla de gran belleza. La mina de sal de Zipaquirá, conocida desde la época anterior a la conquista, fue explotada por los indígenas Muiscas, y es el resultado de la evaporación de un pequeño mar que se encontraba en la zona hace 70 millones de años, y que tras un movimiento telúrico, dejó la sal atrapada en una cavidad en el interior de la tierra, entre las cimas de dos montañas. En la actualidad, su interior alberga a 180 metros bajo tierra uno de los destinos religiosos más famosos y visitados de Colombia. Una de las construcciones más interesantes del país, una catedral hecha de sal en los túneles de la mina. La Catedral de Sal de Zipaquirá. Este templo subterráneo fue tallado por los propios trabajadores de la mina como culto a la Virgen de Guasá, elegida por los mineros como su patrona. Considerado por los colombianos como la primera maravilla del país, en su interior se pueden recorrer las 14 estaciones que padeció Jesucristo camino al calvario. Un Vía Crucis de dos kilómetros con una rica simbología y escenificaciones talladas en sal que se van enterrando en el suelo como representación de las caídas que sufrió Jesucristo camino a su crucifixión. La cúpula central es el contraste entre el cielo, iluminado de azul y tallado a mano en la roca salada, y la tierra, creada a base de mármol blanco. Y la cruz principal, situada tras el altar a 16 metros de altura, está considerada como la cruz más alta del mundo bajo tierra. La catedral de sal está iluminada creando un efecto mágico. Y se puede visitar sin problemas. La entrada y la salida a se realiza por el mismo sitio por el que lo hacen los trabajadores y la temperatura en el interior de la mina es de solo 14 grados. Merece la pena acercarse si viajas a Bogotá. Zipaquirá es una zona agrícola, con maravillosos edificios coloniales, como la Catedral de Piedra, la Plaza Principal y la Alcaldía. La bellísima arquitectura está adornada por intrincados balcones y ventanas. Los expertos aseguran que este yacimiento cuenta con reservas de más de 250 millones de toneladas de sal y que se podría explotar durante los próximos 500 años.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.