Japón es un país de tradiciones milenarias que en el último día del año, más que en despedir al año que termina, se centran en atraer la buena suerte y la salud para el año que comienza ¿cómo lo hacen? viviendo ese día de un modo muy especial.

Una de las experiencias más sorprendentes la vivirás en alguno de los templos budistas de Tokio: no suenan 12 campanadas sino 108 que representan los pecados de los que debemos deshacernos para empezar bien el nuevo año; si eres más de fiestas que de reflexión en la última noche del año, en Tokio podrás celebrarla en alguno de los parques de atracciones de la ciudad (en el de Disneyland o en el de Universal Studios, por ejemplo).

Fin de Año en Tokio | Imagen de Turismo de Japón

Siguiendo con experiencias fuera de lo común, si estás en Tokio en Fin de Año no puedes perderte el primer sol naciente del año nuevo: desde el S.XVIII los japoneses tienen la costumbre de rezar durante el primer amanecer del año para atraer salud y bienestar para el año nuevo; si quieres que la experiencia sea si cabe más inolvidable puedes reservar plaza en uno de los vuelos ‘Hatsuhi-no.de Flight’, se trata de aviones fletados para ver el primer sol naciente del año desde el aire, sobrevolando el Monte Fuji, por ejemplo. En esos vuelos se sirve la O-sechi ryori que es la comida típica de Año Nuevo en Japón.

Como ves los japoneses demuestran en sus tradiciones para terminar y empezar el año la reflexión y el intimísimo que les caracteriza de hecho, si pasas el Año Nuevo en tierra, verás que muchos visitar los santuarios de los barrios y lo hacen en muscos casos vistiendo el tradicional kimono de celebración; ese día se suelen comprar omikuji, que son papeles con predicciones escritas, para saber cómo será el Año Nuevo… (aunque ésta costumbre no estamos de que sea apta para almas supersticiosas…).

Disney Tokio | Imagen Turismo de Japón

Una tradición que te encantará, especialmente si tanto templo te resulta poco tentador, es la que sigue al rezo al primer sol naciente del año, los japoneses no sólo no consideran que el primer día del año sea festivo sino que se considera un día de compras; si visitas Tokio y te apuntas a esta costumbre no dejes de hacerte con tu fukubukuro, son bolsas sorpresa de diferentes tamaño que contienen varios productos, hasta que la abres no sabrás que te ha tocado pero puedes comprarlas con la tranquilidad de que el precio de los productos de cada bolsa es superior al que pagarás por ella.

Otra de las cosas que puedes hacer en Tokio en Año Nuevo es visitar el Palacio Imperial porque ese día se permite el acceso a parte de sus zonas privadas; si lo organizas con tiempo y no te importa esperar un poco de cola incluso puedes asistir al tradicional saludo al público que hace la Familia Imperial para felicitar el Año Nuevo.

Palacio Imperial, Tokio | Imagen cortesía de Turismo de Japón

Pero, te preguntarás ¿qué se come en Japón en estas fechas? porque la gastronomía nipona tiene poco que ver con la europea: en Nochevieja se sirve toshikoshi soba, fideos largos de trigo sarraceno que, según la tradición, propician una vida larga y feliz; también es muy popular la sopa de Año Nuevo con tortas de arroz y diferentes ingredientes locales acompañada por osechi ryory, que es una caja con diferentes compartimentos y manjares japoneses como las judías kuromame, pescados asados o huevos dulces como datemaki para degustar a placer; no se trata de una combinación de alimentos como otra cualquiera, cada ingrediente de esta caja simboliza algún aspecto de la vida: salud, prosperidad, fecundidad…

Monte Fuji | Imagen cortesía de Turismo de Japón

Y para asegurarte una larga vida no debes dejar Tokio sin probar el sake especiado del primer día del año, se llama otoño y se elabora con hierbas medicinales; dicen que este sake (éste, no otro) hará que te deshagas de las enfermedades que te hayan aquejado durante el Año Viejo y que vivas una larga y saludable vida ¿será verdad? allá cada cual con sus supersticiones, nuestra recomendación es la que imaginas, por un trago de sake que no sea, ¿no crees?.