Saint Denis preside la costa norte de la isla de Reunión, en el océano Índico. Y no solo el norte, sino todo el territorio, en tanto que se trata de la capital de este territorio francés de ultramar, así como de la ciudad más poblada de todas las que Francia posee más allá de su territorio continental y europeo. En total son más de 130.000 habitantes, que disfrutan de uno de esos rincones en los que el paraíso se vive durante doce meses al año.

Llegar hasta allí es sencillo. Basta con tomar alguno de los vuelos que, a diario, la compañía Air Austral fleta para conectar Saint Denis con la capital de la República. Hay días que son dos vuelos, el primero a las 11 de la mañana, con llegada al aeropuerto parisino de Charles de Gaulle alrededor de las 20.30 h.; mientras que el segundo es el favorito de los que prefieren dormir durante el vuelo, ya que sale a las 20.15 h. y aterriza en París a las 5.30 h. del día siguiente, a tiempo para una reunión a primerísima hora de la mañana. Escojamos uno u otro, en total habremos realizado un vuelo de 11 horas y cuarto, recorriendo los nada desdeñables 9.350 kilómetros que separan a ambas ciudades.

Seguramente, muchos pasajeros no lo sabrán, pero para hacer ese camino se han embarcado en el vuelo nacional más largo del mundo. Como se despega y se aterriza en Francia, a pesar de atravesar prácticamente el planeta de sur a norte, el vuelo tiene un etiquetado de nacional o, en argot aeroportuario, 'doméstico'. No hay ninguno como estos UU971 y UU975, que es el número de estos vuelos. La vuelta, gracias a los vientos y a las rutas preestablecidas, no es tan extensa; si bien es cierto que tampoco se hace corta. El vuelo de París a Reunión se demora unas 10 horas y 55 minutos.

Llama la atención que aterrizamos en un aeropuerto con un nombre muy tenístico: Saint Denis – Roland Garros. Sí, se llama igual que el torneo de tenis de París. O, más bien, ambos homenajean a la misma persona, pues Roland Garros fue un pionero de la aviación francesa que nació precisamente en Saint-Denis en 1888.

Vista aérea de Saint Denis, en Reunión (Francia)

Si te interesa conocer Reunión y, de paso, coger este vuelo, debes saber que el precio del billete parte de los 365 € el trayecto, en tarifa mini sin derecho a cambios y si lo compras con una antelación de al menos dos meses. Es decir, que por 740 € será posible recorrer el planeta y, de paso, convertirnos en uno de los que pueden decir que han tomado el vuelo doméstico más largo del mundo.

Por cierto, si quieres aprovechar que estás por el Índico, la compañía ofrece billetes multiparada para recorrer Seychelles, Comores, Madagascar o Mauricio, entre otras islas de la región, teniendo como partida la propia Reunión. ¿Quién se apunta a descubrir el océano más tropical y asombroso?

Más información:
Air Austral