Europa

Europa

Fin de semana en Luxemburgo

La ciudad fortaleza en el Gran Ducado

Entre Bélgica, Alemania y Francia se ubica la ciudad de Luxemburgo. Con una orografía muy curiosa, la ciudad se asienta alrededor del río Alzette con un recorrido tortuoso y serpenteante entre la roca de Bock y la meseta del Rham. Y entre este tremendo desnivel se articula la vida de una de las ciudades más tranquilas de la Unión Europea, entre la ciudad alta y la ciudad baja. Una fortaleza erigida por el conde Sigefredo en la roca de Bock dió origen a Luxemburgo en el año 963. El camino de la Cornisa va siguiendo el borde del acantilado, dominando el río que marca el trazado de las calles, los puentes y los viaductos que cruzan el valle y enlazan las diferentes partes de la ciudad. Luxemburgo ha desempeñado un papel importante en la historia de Europa durante siglos y ha sabido preservar sus impresionantes fortificaciones y sus barrios de calles medievales en medio de un entorno natural excepcional y único. Pasear por las estrechas callejuelas de la ciudad, por el Valle de la Petrusse o por la ciudad baja; pasar por los viejos puentes y bajo las torres de vigilancia a lo largo de muros de fortificaciones y conocer las ruinas de una de las más poderosas fortalezas de Europa; o adentrarse en las Casamates, una red de galerías  subterráneas excavadas en la roca que sirvieron de refugio a la población durante los asedios a la ciudad; todo esto, es posible en Luxemburgo. Esta ciudad cosmopolita y moderna, integra muy bien su patrimonio con los tiempos que vivimos. Agradable, vibrante y encantadora, Luxemburgo es un destino diferente y poco conocido por los españoles. Hoy, la ciudad, se ha convertido en una capital cosmopolita. La capital del Gran Ducado, asentada en una meseta rodeada de barrancos, puede ser al principio un poco desconcertante, pero oculta un maravilloso casco antiguo con plazas que invitan a quedarse, y como sede de algunas de las instituciones de la Unión Europea, su papel político es importante y fundamental. La capital de Luxemburgo, es una ciudad pequeña. Es un rincón encantador con muchos lugares de interés, con una gran riqueza histórica, cultural, patrimonial e incluso pasajística. Qué ver Las  Casamatas del Pétrusse es uno de los lugares más visitados de la ciudad por su misterio. Son unos pasadizos subterráneos, que fueron construidos en la antiguedad con fines defensivos, y como dato curioso diremos que fueron excavados por españoles. Los túneles datan del siglo XVII y la visita tiene una duración aproximada de 45 minutos. Es un auténtico viaje al pasado. Hay otros túneles, las Casamatas del Bock situados en Sigefroi, donde fue construida la fortaleza original. Son fortificaciones construidas bajo el suelo que recorren toda Luxemburgo, es como otra ciudad debajo de la ciudad principal. Un auténtico laberinto subterráneo con más de 50 kilómetros de túneles. Del siglo XVIII, las Casamatas del Bock es una joya del patrimonio histórico del país. La Casamata y la cripta arqueológica Bock se ubican en el acantilado Bock, donde hay un castillo construido en los comienzos de la ciudad La Catedral de Notre-Dame construida en 1613. En el centro de la ciudad, la iglesia es de arquitectura gótica con elementos y adornos de arquitectura del Renacimiento. A finales del Siglo XVIII, el templo recibió la milagrosa imagen de María Consolatrix Afflictorum, la santa patrona de la ciudad y del país. En la catedral, en la parte inferior, se encuentra el fastuoso Panteón de los Duques con dos leones que vigilan la entrada. El Paseo Wenzel, que recorre los barrios más antiguos de la ciudad, mil años de historia declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la ciudad parece salida de un cuento de hadas. Desde el Promontorio de Bock, el Castillo Puente  construido en 1735 con arenisca roja hasta la Iglesia de San Ulric, la parroquia más antigua de la ciudad, y la Torre de Jacob, un paseo obligatorio si vas a visitar la ciudad. Además el Museo de la Historia de la Ciudad y el Museo de Arte Moderno con sus 200 piezas de arte vanguardista del ducado y el mundo. El Puente Adolphe, o Nuevo Puente, construido a principios del siglo XX, durante el reinado del Gran Duque Adolphe, fue una obra muy famosa en todo el mundo por tener el mayor arco de piedra en aquella época, este doble arco tiene una longitud de 85 metros a lo largo del valle Pétrusse a una altura de 42 metros, y una longitud total de unos 153 m. Es una obra arquitectónica e histórica. Y el balcón más bonito de Europa, conocido paseo bautizado con este nombre por las vistas que se disfrutan desde la Ciudadela du St. Espirit. Es el Chemin de la Corniche, un paseo peatonal en el que encontraremos hermosos paisajes, bonitos jardines y vestigios históricos. La vista panorámica sobre el Valle, la ciudad baja de Grund, el Viaducto o el puente es espectacular. Este paseo es uno de los puntos turísticos de la ciudad de Luxemburgo y sorprende encontrar algo así en el centro. Otra de las curiosidades de la ciudad es el Cementerio Americano, donde están enterrados los soldados americanos caídos en la Segunda Guerra mundial. Y aquí yace también el famoso General George Patton cuya tumba es exactamente igual de sencilla que la del resto de los caídos en batalla. El Palais Gran- Ducal es la residencia oficial de los Duques de Luxemburgo. Está ubicado en el centro de la ciudad y fue construido a finales del Siglo XVI por el constructor y arquitecto de ascendencia italiana Adam Roberti y la fachada está decorada en un estilo hispano-morisco, es una de las fachadas flamencas más hermosas de centro Europa. Está vigilado por la guardia real, que está tanto en la entrada principal, como en la trasera, que da a unas callecitas con restaurantes. Dónde Comprar Entre las compras típicas se incluyen los trabajos de cristal y porcelana de la fábrica de cristales Villeroy & Boch, en Septfontaines. Y la alfarería de Nospelt. Lo típico es comprar chocolates y vino de Mosela. Aunque Luxemburgo no es precisamente un lugar especial para ir de compras, la principal calle comercial de la ciudad, es la Grand-rue y sus calles adyacentes. Aquí encontrarás tiendas y galerías comerciales como Neuberg, Centre Beaumont y Carré Bonn. Dónde comer En la Ciudad de Luxemburgo, hay una gran oferta  gastronómica. Se pueden degustar sabores de todo el mundo sin salir de la ciudad. Cocina italiana en restaurantes como Antica Trattoria o Adesso, cocina francesa en restaurantes como Akula-Café, Bananas, Le Bristot o La Boucherie. Hay calles en las que encontrarás cafés muy agradables, cada uno con su propio ambiente y personalidad. Las terrazas salen a la calle con el buen tiempo, la Plaza de Armas es uno de los mejores lugares. En sus alrededores hay muchos bares, cafés y restaurantes para comer, cenar o tomar algo. También hay cafés en la parte baja de Alzette o en el distrito de Hollerich que está muy de moda. Dónde Dormir Hay una amplia oferta de hoteles para todo tipo de presupuestos. Antes de viajar conviene ver diferentes portales de internet para encontrar los mejores precios. Además de lujo de 4 y 5 estrellas, puedes encontrar pequeños hoteles familiares en Luxemburgo con una encantadora mezcla de modernidad arquitectónica y carácter histórico. Todos los lugares de interés, son fácilmente accesibles a pie.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.