Viajestic » Destinos

AUSTRIA

Dürnstein, la ciudad en la que nace la leyenda de Ricardo I de Inglaterra y un trovero francés

Hay ciudades que son tanto de historia como de leyenda, ciudades como Dürnstein, unida por siempre jamás a la leyenda de Ricardo I de Inglaterra.

Estatua de Blondel de Nesle y Ricardo I Ruinas del castillo de Dürnstein

Imagen de JERRYE & ROY KLOTZ MD en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 Estatua de Blondel de Nesle y Ricardo I Ruinas del castillo de Dürnstein

Publicidad

Si hay un rey inglés que se ha coronado tanto en la historia de Gran Bretaña como en sus leyendas ese es, sin duda, Ricardo I, popularmente conocido como Ricardo Corazón de León; seguro que ahora estás pensando en el papel que juega este icónico rey en las leyendas de Robin Hood, leyendas sobradamente conocidas gracias a sus múltiples adaptaciones cinematográficas pero no es de esas leyendas de las que queremos hablarte sino de otra menos conocida y, por ello, más sorprendente.

Lo primero que debes tener en cuenta, por aquello de ponernos en situación, es que si bien Ricardo I nació en Inglaterra, en Oxford concretamente, durante su reinado apenas pisó su país (de ahí que las leyendas de Robin Hood se basen precisamente en lo que ocurría en Inglaterra en ausencia del rey) ¿y dónde estaba el rey? En las Cruzadas. Es precisamente ahí donde nos topamos con la otra leyenda de Ricardo Corazón de León, menos conocida aunque no menos romántica...

Castillo de Dürnstein en el que estuvo preso Ricardo I
Castillo de Dürnstein en el que estuvo preso Ricardo I | Pixabay

La leyenda nace de un hecho histórico como lo fue la detención de Ricardo I en Austria, en Dürnstein concretamente, donde fue mantenido preso en un castillo del que hoy se conservan solo sus ruinas; esa es la historia pero ¿cuál es la leyenda? La leyenda tiene que ver con un famoso trovero francés (una especie de trovador...) que trabajaba para la aristocracia y que, aunque este dato no tiene confirmación histórica, había trabajado con Ricardo I; el trovero en cuestión era Blondel de Nesle, un personaje histórico y popular, tanto es así que algunas de sus melodías todavía se interpretan hoy. Pues bien, partiendo de la existencia de este trovero y del hecho cierto de que Ricardo I fue encarcelado en Dürnstein, la leyenda cuenta que el bueno de Blondel fue de fortaleza en fortaleza por Europa adelante cantando una canción que solo él y el rey conocían puesto que la había compuesto en su presencia en el tiempo que habían compartido antes de su detención; la idea de Blondel era sencilla: cuando el rey le oyese cantar, cantaría con él y así sabría donde estaba preso y dónde mandar a sus huestes a liberarlo.

Panormámica de Dürnstein con el castillo al fondo y en lo alto
Panormámica de Dürnstein con el castillo al fondo y en lo alto | Pixabay

Es verdad que toda esta historia tiene más de leyenda romántica que de realidad pero es una leyenda que ha dado para mucho hasta el punto de contar con versiones en las que el trovero en cuestión no era Blondel sino la esposa del rey disfrazada de hombre o un amante del rey (la homosexualidad del Ricardo I es otro de los temas históricos de este icónico monarca). Lo que es innegable es que el bueno de Ricardo I estuvo preso en el castillo de Dürnstein, en Austria, y que es precisamente en esa localidad austríaca donde mejor puedes conocer actualmente esa oscura y a la vez romántica leyenda de Ricardo Corazón de León.

Publicidad