Asia

Asia

Las colinas de chocolate de Bohol en Filipinas

Una formación geológica inusual Patrimonio de la Humanidad

Bohol es la décima isla más larga de Filipinas y está situada al sureste de Cebú, en la región de Visayas Central. La provincia de Bohol está compuesta por casi un centenar de pequeñas islas que rodean  la isla principal llamada igualmente Bohol. La isla de Bohol, está salpicada de manglares con redes de pequeñas cavernas y el río Loboc cruza su territorio. La principal atracción son las Chocolate Hills, o Colinas de Chocolate, 1.268 colinas verdes con forma de conos del mismo tamaño, que se transforman en montañas de chocolate cuando el sol cambia el color de su vegetación de verde a marrón. Pequeñas y redondeadas, estas colinas con nombre dulce son bastante curiosas. Están repartidas por el centro de la isla a lo largo de 50 kilómetros cuadrados y forman un paisaje etéreo que parece salido de una novela de ciencia ficción. Todavía hoy no se conoce bien su origen, ni cómo se formaron tan similares unas de otras y de la misma altura, entre 30 o 50 metros. Pero si hay unanimidad en cuanto a su espectacular belleza y a que se trata de un lugar único y mágico de nuestro planeta. El Parque Nacional de las Chocolate Hills es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y Monumento Geológico Nacional. El mejor mirador para ver las colinas se situa en el pueblo de Carmen. La única ciudad de la isla es Tagbilaran, en la costa sudoeste. Merece la pena visitar las fortalezas, los torreones y las catedrales, así como los edificios coloniales. Algunos repartidos por las diferentes poblaciones de la isla. Dos puentes unen Bohol con Panglao Island, y es allí donde se ubica la playa más famosa, Alona Beach, de 1,5 kilómetros de largo y cubierta de arena fina. Aguas cristalinas y arena blanca, turismo, bares, restaurantes y ambiente muy veraniego gracias a los resorts. Esta playa está orientada al suroeste y ofrece algunas de las puestas de sol más espectaculares del mundo. Historia, naturaleza y aventura se unen de manera especial en Bohol, con actividades como una comida a bordo de un catamarán restaurante mientras navegas por el río Loboc, o visitar el santuario de las mariposas, donde aprenderás más sobre estos preciosos insectos. Hay varios centros donde poder observarlos, pero el más accesible es el Batterfly Dome, situado a  unos 45 minutos por carretera de Tagbilaran, en la ciudad de Sagbayan. Bohol tiene muchos atractivos turísticos además de las peculiares Colinas de Chocolate. Preciosos campos de arroz rodeados de casas de bambú cerca de las colinas. En Corella, el pequeño Tarsier, un diminuto mono que vive en libertad en una zona de bosque protegido de la isla, hoy santuario de este especie.  Las playas paradisíacas de aguas cristalinas, refugio para los que buscan descanso o sumergirse en el océano, rodeadas de un espesa vegetación. En las aguas de Bohol es posible observar delfines y ballenas casi todos los días del año y encontrarás varios centros que organizan salidas al mar en grupos. Para llegar a Bohol, se puede tomar un ferri rápido que tarda unas dos horas, o bien viajar en avión desde Manila en vuelo directo hasta la capital boholana. El clima de Bohol es generalmente seco,con precipitaciones entre los meses de junio y octubre, que coinciden con nuestros meses de vacaciones, hay que tenerlo en cuenta. El interior es más fresco que la costa. Hay varios hoteles de lujo en la isla y resorts, así como, cabañas de lujo que se pueden alquilar para estancias cortas o vacaciones. Bohol se ha convertido poco a poco en uno de los principales destinos turisticos de Filipinas gracias a sus activos turísticos naturales, es muy fácil hacerse una idea de como es Filipinas visitando Bohol.

Viajestic | Viajestic
| 02/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.