El verano, las vacaciones y el tiempo libre para viajar suelen llegar juntos y lo único que nos queda entonces es elegir destino; lo cierto es que en España si algo tenemos cerca son destinos de verano y no sólo por nuestras islas y nuestras costas, que también, sino por los paraísos cercanos a nosotros que atesoran nuestros países vecinos (la Costa Azul francesa, el Algarve portugués o los mil y un rincones bellos de Marruecos por citar algunos); hoy hemos elegido uno de esos lugares espectaculares y sorprendentes que merece la pena visitar en el vecino Marruecos: Chaouen, una ciudad de cuento.

Chaouen | Foto_Miguel A_Munoz Romero

Chaouen no es una ciudad de cuento por el color azul de sus casas, aunque sea eso lo que la ha hecho más famosa y fotogénica, su cuento comienza con una leyenda según la que un emir enamorado de una joven del pueblo gaditano de Vejer de la Frontera… pero no era tiempo de amores sino de guerras porque estábamos en el final de la expulsión de los musulmanes de la península y, según cuentan las crónicas de leyenda de la época, el bueno del emir quiso construir en Marruecos una ciudad a imagen y semejanza de Vejer de la Frontera en honor y recuerdo de su amor. Esa es la leyenda, lo que sí resulta innegable es que esta ciudad fue fundada en un pueblo bereber marroquí por musulmanes y judíos expulsados de Al-Ándalus.

Chaouen | Foto_Miguel A_Munoz Romero

¿Qué tiene Chaouen que la hace merecedora de una visita además de sus calles empinadas, sus casas azules y su estilo andaluz? Ante la atenta mirada de las Montañas del Rif y cerca de Tetuán, Chaouen es una ciudad santa con su medina y su Gran Mezquita además de una mezquita antigua. Te encantarán sus tiendas y talleres artesanos que son especialistas en el trabajo de la madera, el hierro y el cuero además de las alfombras (¿serás capaz de no hacerte con un par de alfombras de Chaouen para embellecer tu casa el próximo invierno?).

Chaouen | Foto_Miguel A_Munoz Romero

Chaouen es también un rincón interesante de Marruecos en lo gastronómico, nuestro consejo es que te dejes llevar por el aroma que emana de los hornos de pan donde no sólo se cuece un pan delicioso sino también las clásicas y ricas pastas y pasteles árabes; las especias son también protagonistas de las tiendas y si te resultará difícil resistirte a las alfombras a las especias, simplemente, no podrás resistirte ni queriendo (ocupan poco en la maleta…); para completar tu largo y cálido paseo por Chaouen no tendrás más que disfrutar de un té de menta en cualquiera de los cafés de la ciudad.

Chaouen | Foto_Miguel A_Munoz Romero