América Norte

América Norte

El bosque petrificado más extenso del mundo

La espectacularidad del Parque Nacional Bosque Petrificado de Arizona

En nuestro asombroso planeta hay rincones que siempre nos sorprenden, lugares increíbles que parecen salidos de otro mundo. Así es como uno se siente cuando aterriza en este impresionante paisaje al norte de Arizona en los Estados Unidos. Aquí los árboles son fósiles, rocas petrificadas, madera que ha llegado a nuestro tiempo, después de un proceso de miles de años bajo tierra. Material orgánico que al quedar bajo sedimentos y gracias a la ausencia de oxígeno se ha convertido en un material duro, normalmente cuarzo. El Parque Nacional Bosque Petrificado, es cuando menos curioso, inmenso, y sobretodo bellísimo. Un enorme conjunto de troncos fosilizados de más de 200 millones de años en un paisaje árido. Es el bosque petrificado más extenso del mundo. En su extensión hay seis bosques petrificados, en su mayoría de especies extinguidas de secuoyas del Triásico. El recorrido por el interior del parque es de unos 28 kilómetros en el que podemos ver troncos de madera intactos pero de piedra. De colores intensos ya que estos troncos de piedra adquieren tonalidades amarillas, blancas, ocres y rojas debido a la mezcla con otros elementos. La madera petrificada conserva su estructura original, es increíble el detalle, se pueden ver incluso los anillos de crecimiento. Los troncos, no son los únicos fósiles del Parque, aunque sí su atracción principal. Podemos verlos partidos como si se hubieran talado por la mitad con una sierra eléctrica. Pero, hay otros fósiles, como más de doscientas especies de plantas del periodo Triásico. El Bosque Petrificado fue declarado Monumento Nacional en 1906, para preservar la historia y la importancia de este paraje en lo que a la formación de nuestro planeta se refiere. También se han encontrado fósiles de dinosaurios que se pueden ver en una exposición. Hay varias rutas dentro del Parque. Desde el Rainbow Forest Museum, las rutas Long Logs Trail de dos kilómetros y medio y Giant Logs de unos 750 metros, que recorren las zonas con árboles fosilizados, en la segunda se pueden ver los troncos de mayor envergadura, algunos de tres metros de ancho. La ruta Crystal Forest Trail de un kilómetro, pasa por el Bosque de Cristal, donde se pueden ver la mayor variedad de cristales de colores dentro de los troncos de los árboles. En el sendero a Blue Mesa, una inmensa formación rocosa, hay otros fósiles además de los troncos petrificadosde, de plantas más pequeñas, como los helechos, y capas de arcilla azulada que han dado a esta meseta un característico color azul. También hay antiguos emplazamientos de los indios americanos, donde se pueden ir viendo petroglifos y pictogramas, y Agate House, que son restos de la estructura de una casa de hace aproximadamente 700 años, que se construyó usando los troncos fosilizados. El Parque Nacional del Bosque Petrificado en el noreste de Arizona, cuenta con una de las concentraciones más grandes y coloridas del mundo de madera petrificada. 93.533 hectáreas del Parque son áridas tierras multicolores del Desierto Pintado, sitios arqueológicos y muestras de fósiles con más de 225 millones de años de edad.

Viajestic | Viajestic
| 28/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.