Nos sobran las razones para volar a las islas Azores pero gran parte de ellas se resumen en una: su naturaleza; decimos gran parte porque, además de todo lo que este archipiélago ofrece por su riqueza natural, hay otra razón, más intangible si cabe, que nos anima a visitarlo: se trata de un destino, al menos hasta la fecha, ajeno al turismo de masas. También las razones gastronómicas son importantes, en Azores se come tan rico como en el resto de Portugal. Y, para completar sus motivos y convencer a los más reticentes, Azores esconde algún que otro tesoro ¿sabías que una de las pocas plantaciones de té de Europa está en estas islas? y puede visitarse.

Costa Azores | Pixabay

Nueve son las islas, todas de origen volcánico que forman el archipiélago de las Azores, nueve islas que son además muy diferentes entre sí: Santa María, São Miguel, Terceira, Graciosa, São Jorge, Pico, Faial, Flores y Corvo; es interesante destacar el origen volcánico de estas islas porque es precisamente debido a eso que en ellas se puede disfrutar de magníficas termas y piscinas naturales, sus baños termales, conocidos popularmente como 'caldeiras' son ya famosos en todo el mundo.

Cuando hablamos de la riqueza natural de Azores no nos referimos sólo a su vegetación o la belleza natural de sus costas, también al océano Atlántico que las rodea y en el que es posible disfrutar del avistamiento de ballenas durante todo el año aunque la época más recomendada para ellos es la primavera porque coincide con la migración de las ballenas azules, el mayor mamífero del mundo.

Laguna | Pixabay

Para que no te aburras ni un instante en Azores hay dos tipos de actividades que te volverán loco: por una parte, y para los más tranquilos, podrás recorrer los numerosos miradores distribuidos por todas las islas, si eres un amante de la fotografía será una ruta de locura... y por otra parte, para los más activos, Azores es un destino interesante para la práctica de muchos deportes, desde el clásico y tranquilo senderimo hasta otros más aventureros como el barranquismo, buceo, surf, piragüismo...

Y para completar tu tiempo de ocio y belleza en Azores, nada como dejarte llevar por la gastronomía local: si eres de los amantes de lo que da el mar no sabrás si elegir pulpo o bacalao, cabe que incluso decidas darte un capricho de alta cocina degustando unos percebes; en todo caso en Azores es casi obligado comer, al menos un día, su famoso cocido das Furnas porque se prepara, durante unas siete horas, con el calor que emana de la tierra volcánica. Para rematar el menú y asegurarte una disgestión estupenda te sugerimos que visites una de las pocas plantaciones de té de Europa, está en la isla de San Miguel.

Plantación de té | Pixabay

¿Cómo llegar a Azores? lo cierto es que desde España lo tenemos fácil, sólo tenemos que viajar a Lisboa porque desde su aeropuerto internacional salen cinco vuelos diarios de TAP Air Portugal con destinos Azores, cuatro aterrizan en San Miguel y el quinto en Terceira.

Volar a Azores - TAP Air Portugal