Viajestic » Curioso

Mírala, mírala, mírala, mírala...

Puerta de Alcalá: 4 curiosidades que debes conocer del símbolo madrileño

La Puerta de Alcalá es uno de los grandes monumentos de la ciudad de Madrid. Descubre estos secretos que, desde luego, no te dejarán indiferente.

Puerta de Alcalá

Imagen de Diego Delso en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0 Puerta de Alcalá

Publicidad

Ana Belén y Víctor Manuel cantaban eso de “Ahí está, ahí está viendo pasar el tiempo… la Puerta de Alcalá”. Y no es para menos. La Puerta de Alcalá es, sin lugar a dudas, uno de los grandes símbolos de la ciudad de Madrid. Por si fuera poco, también es uno de los favoritos no solamente por los madrileños, sino también por los visitantes.

No es ningún secreto que, quien contempla la Puerta de Alcalá, se queda completamente fascinado. Con el paso de los años, este monumento madrileño ha adquirido relevancia cultural pero también histórica. Eso sí, son muy pocas las personas que conocen realmente algunos de sus tantos secretos.

Puerta de Alcalá | Imagen de Edescas2 en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

La primera de las “Puertas” de Europa

Fue construida en 1778, bajo la estrecha petición de Carlos III. Todo con un fin, por supuesto: Su llegada a la ciudad de Madrid, allá por el año 1759. Una vez finalizada esta obra, se convirtió nada más y nada menos que en el primer arco del triunfo que se construyó en toda Europa tras el final del conocido Imperio Romano. Eso sí, es evidente que no fue la única puesto que posteriormente llegaron otras tantas como la Puerta de Brandeburgo, en Berlín, el Arco del Triunfo de la ciudad de París.

Cuenta con dos caras, para una misma estructura

Para construir la preciosa Puerta de Alcalá se contaba con tres candidatos: Ellos eran José de Hermosilla, Ventura Rodríguez y, por supuesto, Francisco Sabatini. El elegido fue este último. Francisco envió una serie de bocetos y Carlos III, sin ser del todo consciente, aprobó dos. Por tanto, el elegido para la construcción no quiso oponerse a la decisión del rey así que realizó una mezcla de ambas propuestas. De ahí que la Puerta de Alcalá de Madrid tenga dos lados muy distintos. ¿Te habías fijado?

Detalle Puerta de Alcalá | Imagen de Diego Delso en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 4.0

¿Qué significan las cuatro figuras de niños?

Uno de los datos más curiosos de la Puerta de Alcalá es que encontrarás cuatro figuras de unos niños. Algo que, desde luego, es completamente inesperado. Se trata de un mensaje de fuerza que el monarca Carlos III quería mandar a todos. Es por ello que cada uno de los niños representa una virtud en concreto. El niño con el casco es la fortaleza, el niño con un freno de caballo es la templanza, el niño con un espejo es la prudencia y, por último, el niño que tiene el brazo izquierdo levantado representa la justicia.

La Puerta de Alcalá ha sido testigo de muchos hechos históricos

Su construcción se realizó en el siglo XVIII, por lo que es evidente que este monumento ha sido testigo directo de un gran número de acontecimientos. Muchos de ellos han logrado marcar un antes y un después en el desarrollo del país. Uno de los más característicos nos hace remontarnos al año 1823, cuando se realizó la invasión de los Cien Mil Hijos de San Luis. Estas tropas francesas llegaron para apoyar a Fernando VII. La Puerta de Alcalá presenció ese asedio. Tanto es así que, si te fijas bien, todavía se aprecian diversos impactos de algunas de las balas que se dispararon.

Publicidad