TecnoXplora » Internet

PRIVACIDAD

Cuándo NO deberías aceptar las 'cookies'

Generalmente aceptamos las cookies cada vez que entramos en una página web, pero no siempre deberías aceptarlas.

Hyliacom

Publicidad

Las cookies se encuentran en todas las páginas webs a las que entramos en Internet. Normalmente, cuando aparece la solicitud para aceptarlas, hacemos clic sin mayor dilación. Sin embargo, hay veces que realmente es mejor no aceptarlas. En el vídeo te explicamos los detalles para saber cuándo tendríamos que evitarlas.

¿Qué son las cookies?

En primer lugar, hay que aclarar lo que se entiende por cookies. De manera general, se podrían definir como los rastreadores y/o recolectores de información de cada página o aplicación a la que accedemos. Es una especie de 'solicitud de consentimiento’ parecida a los modelos de consentimiento para manejar los datos personales que tenemos que firmar, por ejemplo, cuando vamos a una consulta médica.

En concreto, las cookies se encargan de recordar los datos de inicio de sesión y de personalizar la experiencia en determinadas webs en función de nuestra forma de navegar y acceder a ellas.

Del lado negativo, otras pueden llegar a almacenar la información sobre la dirección IP con la que accedemos. Es decir, recopilan la información sobre el lugar desde el que entramos, el teléfono, qué búsquedas hacemos o qué compramos por Internet. En definitiva, información más sensible que quizá no queremos compartir.

¿Existen riesgos si las aceptamos?

La mayoría de las veces las cookies no suponen un gran problema de ciberseguridad. Eso sí, no debemos aceptarlas en páginas no seguras. Para comprobarlo, puedes pulsar en el candado que verás a la izquierda de la URL del navegador, y si “la conexión es segura”, puedes aceptar las cookies con tranquilidad. En caso de no serlo, o no estar seguro de la transparencia de la web a la que estás accediendo, no las aceptes.

Una vez dado el consentimiento, ¿se puede revocar?

Para borrarlas, tan solo tendrás que dirigirte a las herramientas de tu navegador y pulsar en “Borrar datos de navegación”. En tiempo selecciona "Desde siempre" y asegúrate de que está marcada la casilla "Cookies y otros datos de sitios". Finalmente, pulsa en "Borrar datos".

De esta manera, aunque hayas facilitado tu consentimiento con anterioridad, podrás revocarlo si prefieres no seguir compartiendo determinada información con esa página web.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Safari: cómo configurar el navegador de iPhone para proteger tu seguridad

Publicidad