TecnoXplora » CienciaXplora

EYECCIÓN DE MASA CORONAL

Una tormenta solar se acerca a la Tierra

Una tormenta geomagnética se aproximará durante el 31 de marzo a la Tierra. Aunque su riesgo es moderado, puede causar algún impacto en las conexiones tecnológicas.

Tormenta solar

NASA Tormenta solar

Publicidad

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, NOAA, ha advertido de una tormenta solar para el día 31 de marzo. Este fenómeno se produce porque la mancha solar hiperactiva AR2975 ha expulsado dos eyecciones de masa coronal.

La expulsión de estas eyecciones se produjo el pasado 28 de marzo, pero ambas se dirigen hacia la Tierra en la actualidad. Estas son radiaciones de plasma y campo magnético solar y, desde su expulsión del astro, pueden llegar a la Tierra en 15 o 18 horas, incluso en más tiempo.

Estas dos masas, que forman un 'tsunami solar' viajan hacia la Tierra a una velocidad de 3.027.599 kilómetros por hora. Asimismo, estas eyecciones podrían desencadenar una tormenta geomagnética G2. Para el NOAA, el riesgo de que esta tormenta provoque estragos o daños en el planeta es moderado.

Después, la Administración estadounidense sugirió que la tormenta llegaría a la Tierra durante el día 31 de marzo durante la mañana en España, madrugada en la mayor parte de Estados Unidos.

¿Cuándo llega la tormenta?

Mediante estas eyecciones, enormes cantidades de partículas magnetizadas son liberadas desde la corona, que es la atmósfera superior del Sol. Según la NOAA, esta tormenta magnética comenzó el 28 de marzo de 2022 a las 15:25 horas.

"Este evento se asoció con una llamarada M4 casi 2 horas antes a las 7:29 am EDT. Se emitió una advertencia S1 a las 28/1203 UTC en previsión de alcanzar este nivel de actividad y actualmente permanece vigente", escribió la NOAA.

¿Qué podría causar una tormenta solar?

Al ser una tormenta geomagnética de alerta moderada, los daños o impactos que puede causar en la tecnología son generalmente pequeños. Se estima, además, que el campo magnético de la Tierra absorba la energía de la tormenta solar, y así solo cause problemas menores.

Sin embargo, pueden desplazar a las auroras boreales y conducirlas hacia latitudes lejanas a las regiones polares. Incluso podrían apreciarse en la ciudad de Nueva York o al norte de Inglaterra. Asimismo, estas eyecciones de masa coronal pueden producir "problemas intermitentes de navegación pro satélite y radionavegación de baja frecuencia", según recoge 'Space'.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Cuántas personas hay en total en el planeta?

Publicidad