TecnoXplora » CienciaXplora

EL AGUA APAGA EL FUEGO, PERO, ¿PUEDE ACTUAR COMO COMBUSTIBLE?

¿Puede haber fuego en el agua?

En algunas películas de acción se puede apreciar cómo el agua empieza a arder. Sin embargo, ¿es esto posible en la vida real?

¿Puede haber fuego en el agua?

iStock ¿Puede haber fuego en el agua?

Publicidad

Es algo, a simple vista, improbable. Al preguntar a cualquier persona por el agua ardiendo, en principio, es la primera respuesta que se nos puede venir a la mente. Sin embargo, puede que no sea así. En algunas películas de acción, por ejemplo, a veces el mar o un río comienzan a arder. ¿Es esto posible?

La fórmula del agua es una de las más conocidas: H2O. E, incluso, la mayoría de la población puede recordar sus compuestos: dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. El hidrógeno es el primer elemento de la tabla periódica, el más ligero que existe y, además, un gas inflamable. En cuanto a su empleo, en la actualidad se está investigando para llegar a utilizar automóviles que funcionen gracias a un combustible fabricado a partir de este elemento.

Por su parte, el oxígeno es un elemento químico gaseoso que está presente en los procesos de respiración de muchos organismos, como los mamíferos o los peces. Pero también se encuentra en los procesos de combustión. En estos casos, el oxígeno reacciona a otra sustancia química, como la gasolina, y se produce una combustión con luz y calor, el fuego.

Cómo se produce una combustión

Tal y como explica Reyes Jiménez Aparicio, catedrático de Química Inorgánica de la Universidad Complutense de Madrid, "para que una combustión se produzca se necesitan dos componentes: combustible y comburente". El combustible sería el elemento que arde, como la gasolina, y el comburente es lo que le hace arder, "casi siempre el oxígeno", explica.

Entonces, si el agua presenta oxígeno, que es comburente, y tiene hidrógeno, que es un gas inflamable, ¿podría el agua actuar como combustible? Jiménez niega esta afirmación rotundamente. "El agua no puede actuar como combustible y tampoco como comburente. Es ignífuga", detalla.

Entonces, ¿puede arder el agua?

El agua es un componente ignífugo, por lo que protege del fuego. A pesar de que contenga un gas inflamable como el hidrógeno, al estar unido al oxígeno ya no es posible que arda, explica Josefa Isasi Marín, catedrática de la nombrada UCM. Sin embargo, si mezclásemos el agua con algún elemento como el sodio o el litio, este compuesto puede actuar de forma violenta y provocar una explosión, según detallan los catedráticos.

A la pregunta de si el agua puede arder, Isasi amplía la información dada: "El agua no arde por sí misma porque es un compuesto incombustible que absorbe calor y se transforma en vapor de agua o agua en estado de vapor".

Agua ardiendo en las películas: mito o realidad

Vale, el agua no arde. Sin embargo, en algunas películas hemos visto cómo salen llamas del agua; bien sea en un puerto, mar o río. ¿Es esto posible? Sí, pero con condiciones. Jiménez detalla que si se derrama cualquier sustancia en el agua (que flote y no se mezcle) puede reaccionar con el oxígeno del aire. "Se extiende en la superficie del agua una sustancia muy inestable que arde espontáneamente en presencia de oxígeno", concluye. Isasi añade, además, que estas combustiones pueden deberse a derrames de compuestos como aceite, grasa, gasolina y gas.

Respecto a la duración de la combustión, Jiménez explica que cuando uno de los dos componentes se agoten, comburente o combustible, el fuego se apagaría. Isasi añade que dependería de la cantidad añadida: "En el caso del aceite y de la grasa, las gotitas de vapor de agua llevarían la grasa o el aceite asociados, haciendo que se extendiera el fuego. Si es gas o gasolina habría peligro de explosión", concluye. De hecho, en julio del pasado año, una fuga en un gasoducto provocó un incendio en el agua del Golfo de México.

¿Por qué el agua puede apagar el fuego?

A esta pregunta, Isasi responde que el agua entra en estado de vapor y evita que el combustible entre en contacto con el oxígeno. Asimismo, Jiménez concluye añadiendo una teoría más: "cuando se añade agua al fuego una parte importante del calor es absorbida por el agua, que pasa a estado de vapor. Por tanto, el calor disminuye y se dificulta la propagación del fuego".

SEGURO QUE TE INTERESA:

Te explicamos cómo el fuego te permite ver el sonido

Publicidad