Este dispositivo se llama "Tubo de Rubens" y consiste en un cilindro de metal con agujeros en la parte superior.

El tubo se conecta a una bombona con un gas inflamable y a un generador de frecuencia de modo que dentro se generen ondas estacionarias.

Cuando el sonido atraviesa el tubo va generando una presión interna del gas que va variando dependiendo de la distancia, y, por eso, al encenderlo vemos que las llamas adoptan una forma de onda.

¡Tengo una idea! ¿Podemos tocar el cumpleaños feliz con el generador de frecuencias?