TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

LA TOXICIDAD DE LAS SEMILLAS

¿Por qué las pepitas de la manzana son tóxicas para el ser humano?

Los expertos aconsejan que es mejor desecharlas porque pueden llegar a ser peligrosas.

Publicidad

Las manzanas son una de las frutas más habituales en nuestra despensa durante todo el año. Es una de las frutas reinas por su versatilidad, la sensación de saciedad que producen y por no necesitar ningún utensilio para comerla. Además, son una excelente fuente de vitamina B y C. No obstante, hay que tener cuidado con la ingesta de las pequeñas semillas negras que conforman el corazón de la manzana.

Amigdalina y cianuro: la causa de su toxicidad

Las simientes contienen amigdalina, una sustancia que cuando entra en contacto con las enzimas del estómago es precursora de la producción de cianuro. En el vídeo te explicamos todos los detalles.

Miguel A. Lurueña, doctor en Ciencia y Tecnología de Alimentos, afirma que para que el cianuro se libere las tienes que masticar. Asimismo, establece que para notar los efectos negativos de la amigdalina, una persona de 70 kilos tendría que masticar y tragar 170 semillas de manzana. Esto provocaría náuseas, dolores de cabeza y dolores musculares.

 

Lurueña estima que para consumir una dosis letal, el número tendría que ser mucho mayor. Habría que ingerir, al menos, 4.300 semillas para morir a causa del cianuro de la fruta. En cada manzana, además, solamente suele haber cinco o seis semillas.

Las semillas de las manzanas no son las únicas tóxicas

No es la única fruta cuyas semillas presentan cierto tipo de toxicidad para el ser humano. Las de la pera, el melocotón o el albaricoque también contienen amigdalina. Y el albaricoque sí que puede llegar a ser más peligroso que la manzana.

La concentración media de cianuro en la simiente del albaricoque es de 3.800 mg/kg. Sabemos que en una persona de 70 kilos, la dosis letal de cianuro en el cuerpo es de 35 mg. Estos datos se traducen a que la ingesta de 100 semillas de albaricoque podría acabar con la vida de una persona.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Los alimentos: esos grandes desconocidos

Publicidad