TecnoXplora » Apps

NUEVA SECUELA DEL POPULAR JUEGO PARA MÓVIL

Los padres de 'Angry Birds' se suman a la histeria del selfie con 'Selfie Slam'

'Selfie Slam' es un juego con bastante encanto pensado para partidas rápidas y para echar unas risas viendo monigotes con tu cara y las de tus amigos.

Selfie Slam

Agencias Selfie Slam, el nuevo juego de Rovio

Publicidad

¿Quién es más famoso hoy en día, Super Mario o los 'Angry Birds'? Seguramente la respuesta depende de la edad del interrogado, pero una cosa está clara: cualquier cosa que hacen en Rovio, los creadores de los pájaros suicidas con la paleta de colores más variada y los ingresos más pingües, se convierte en oro de forma casi automática. Y mejor todavía: esas cosas suelen ser juegos bastante entretenidos y, a veces, hasta originales.

Este es el caso de 'Selfie Slam'. En Rovio siguen confiando más en las secuelas de 'Angry Birds' para mantener su negocio en lo más alto, pero son lo suficientemente inteligentes como para no poner todos los huevos en la misma cesta –por si se la roban los cerdos y por si la gente se cansa de 'Angry Birds'-. De ahí que tengan un estudio casi paralelo llamado Rovio LVL11 creando juegos diferentes.

'Selfie Slam' nace de la fusión de dos conceptos: el primero, los selfies, que parecen que van a seguir estando de moda de aquí a que se acabe el año y que son ahora mismo el mejor reclamo publicitario y de marketing que existe. El segundo, los minijuegos fugaces que se acaban casi antes de que hayas empezado a jugarlos y que, por tanto, son tremendamente adictivos y capaces de convertir el “solo una partida más, cariño” en una demanda de divorcio.

Selfie Slam

Lo primero que 'Selfie Slam' pide al jugador es una foto. Aquí cada uno puede poner la cara que quiera, que eso no afecta al juego. Como si fotografías al gato, vaya. Lo importante es crear un buen personaje con él, uno capaz de moverse bien y de no jugarnos una mala pasada en los diferentes minijuegos que van lanzándonos.

Esta es la parte más ingeniosa del juego y la que le da vida: ver tu cara todo el rato, adornada por los peores complementos posibles, mientras resuelves sin pensar un buen puñado de minijuegos de fútbol, plataformas y peleas, puntuando a lo Angry Birds con estrellas en función de lo bien que lo hagas y pudiendo competir con amigos y con sus caras deformadas.

No suena como algo especial, pero el ritmo al que se van sucediendo los juegos una vez se coge algo de maña es fantástico y se adapta perfectamente a las partidas que hoy en día echa la mayoría de gente en el móvil y que se limitan o a un viaje en el metro o a un viaje al baño.

Lo más curioso de momento de 'Selfie Slam' es que solo está disponible en Dinamarca, Canadá y Suecia -he tenido que hacer un trapicheo para bajarlo- ¿Por qué es esto así? Porque Rovio pone a prueba sus juegos en pequeños círculos por si hay que corregir algún error importante antes de lanzarlo a todo el mundo. Y además está disponible solo para iOS, pero el salto a Android será inevitable cuando se lance globalmente.

Si queréis un juego para hacer el tonto en compañía y usar las caras de tus amigos para algo diferente, 'Selfie Slam' te vendrá bien.

Publicidad