LOS BANCOS DESCONFÍAN

LOS BANCOS DESCONFÍAN

Guerra entre bancos y 'fintech': ¿es seguro meter tus datos en apps de finanzas personales?

A los bancos no les hace ninguna gracia que metas tus datos en una app de finanzas personales. Y así quieren evitarlo.

Apps de finanzas
Apps de finanzas | Agencias

C. Otto | @ottoreuss | Madrid | 27/09/2017

¿Sueles usar aplicaciones móviles de finanzas personales? Si la respuesta es sí, habrás comprobado lo útiles que resultan para llevar las cuentas de todo el dinero que entra en tu bolsillo y, sobre todo, del que sale de él.

Y es que este tipo de apps permiten que puedas gestionar desde tu teléfono móvil cualquier presupuesto, planificar unas vacaciones, llevar el control de cada gasto, ver dónde llevas más dinero y dónde menos... Cuando tienes herramientas de este tipo a tu alcance, el resultado suele traducirse en una mejor gestión financiera de todo tu dinero.

Sin embargo, acaba de declararse la guerra entre los bancos tradicionales y estas apps. En este caso no es sólo porque los bancos crean que las apps les quitan nicho de mercado (que claro que lo creen), sino por algo que va más allá: la ciberseguridad.

Lo que dicen los bancos

Al grueso de los bancos europeos hay algo que no les hace demasiada gracia: que los usuarios de estas apps metan su contraseña en un sitio distinto a la propia web del banco. Y es que, como quizá sepas, para que una app de finanzas personales pueda acceder al registro de tu dinero, necesitas darle la contraseña de tu banco.

Y esto a los bancos no les tranquiliza demasiado. En un reciente manifiesto, varias grandes entidades europeas aseguran que, con este método, los usuarios no sólo se están logueando en su propio banco, sino que además están poniendo sus datos en la interfaz de dichas apps. Y esas interfaces -sostienen- no tienen por qué ser excesivamente seguras.

Por tanto, pretenden que las apps utilicen la propia API (herramienta de integración tecnológica) de los bancos en sus interfaces. De este modo, al usar estas apps habría un momento en que su diseño y estructura cambiaría y pasaría a ser la de tu banco.

Lo que dicen las apps

Esta propuesta, evidentemente, no ha gustado nada a las apps. La mayoría asegura que de integrar exclusivamente la API del banco la app se quedaría coja, ya que sería poco más que un mero enlace entre el usuario y el banco, disminuyendo así su valor añadido.

Por tanto, las apps creen que hay que seguir como hasta ahora: que los usuarios den su contraseña a la app y sea dicha app la que se conecte al servidor tecnológico del banco.

Lo que debe decidir la UE

Entre medias de estos dos actores se encuentra la Unión Europea, que es la que debe actuar como juez en este asunto para decidir de lado de quién se pone: de los bancos continentales o de las empresas 'fintech'.

La decisión es complicada: si la Unión Europea falla a favor de los bancos, les restará un importante valor añadido a las apps de finanzas personales; si se pone del lado de las aplicaciones, los bancos (creen que) las contraseñas podrían verse comprometidas, junto con otros datos delicados de todos sus usuarios. Habrá que esperar para ver quién gana.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.