Los atajos de iOS son una herramienta que Apple puso en nuestras manos en septiembre de 2018, con el estreno de la versión 12 y los nuevos iPhone XS y XR. Resumiendo mucho, nos permiten programar una serie de tareas para que el smartphone las inicie tras una orden de voz que las pone en marcha. De esta manera, se pueden ir configurando acciones complejas a partir de pequeños comandos que funcionan con ese concepto IFTTT (SIEEE en español, que significa "Si [ocurre] esto, entonces [haz] eso").

Es a través de esta herramienta de iOS que un usuario ha querido crear una atajo capaz de activarse con un simple comando de voz, que es el de "Oye Siri, me están deteniendo". Y como podéis imaginar, ha sido desarrollado al calor de los últimos acontecimientos que se han vivido en los EE.UU. por las muertes violentas de George Floyd y Rayshard Brooks a manos de agentes de policía, con la intención de que siempre quede constancia en vídeo de cómo actúan esas fuerzas de seguridad.

¿Qué hace este atajo?

Básicamente, este atajo que podemos instalar en nuestro dispositivo, se activa ante la frase "Oye Siri, me están deteniendo" y lo primero que hace es atenuar la actividad del dispositivo para que pase completamente desapercibido ante los agentes de la autoridad. De esta manera, bajará el brillo de la pantalla, y el volumen del sonido, detendrá cualquier fuente de música o contenido que estemos reproduciendo y lanzará una alerta a través de un mensaje que se enviará a un contacto que nosotros elijamos.

Esa persona, no solo tendrá en su móvil el aviso que le indica que nos han detenido, sino que también tendrá acceso a la ubicación GPS de dónde está ocurriendo todo. Paralelamente, el smartphone activará la cámara frontal del móvil para empezar a grabar todo lo que ocurra y, en el momento que termine, hará una copia del vídeo para enviárselo a otro contacto que nosotros consideremos. Según su responsable, tras concluir todo el incidente, el atajo "devuelve el volumen y el brillo a donde estaban, apaga `No molestar` y da opción de enviarlo tdo a iCloud, Google Drive o Dropbox".

Si queréis instalarlo en vuestros dispositivos, podéis hacerlo directamente desde el enlace que publicó su creador en Twitter para importarlo en el iPhone. Solo debéis acceder a ese mensaje desde el móvil para descargarlo e instalarlo rápidamente. Eso sí, recordad que este atajo, para que funcione y quede bien grabado en nuestro terminal tendréis que grabar una frase con vuestra propia voz que sirva de activador del atajo en el futuro. Tal vez la de "Oye Siri, me están deteniendo" sea demasiado evidente, por lo que sería bueno pensar en otra alternativa que levante menos sospechas. ¿Qué tal "Oye Siri, retrasa la reunión hasta mañana"?