Uno de los ministerios que el PSOE no quería ceder era el de Trabajo. Sin embargo, en medio de la segunda sesión de investidura, Pablo Iglesias ha reconocido que renunciaban a dicho ministerio pero exigían las políticas activas de empleo.

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, explica en el programa que los socialistas no han cuestionado esta oferta porque "no es serio". "No se trata de una subasta ni de un mercado de las políticas. Hacer una negociación es una cosa seria y no se debe de hacer en directo y desde la tribuna", justifica la política.

Sobre las negociaciones previas a las sesiones de investidura de Pedro Sánchez como presidente de Gobierno, Montero, que ha participado en ellas asegura que Unidas Podemos "no ha querido someterse al procedimiento habitual de negociación".

Así, explica que estas reuniones "se convirtieron en saber primero cuáles eran las carteras ministeriales que les correspondían". Y defiende que "la negociación se tenía que haber empezado por el programa".

¿Se presentará Sánchez a una nueva investidura?

Cuestionada por si Pedro Sánchez volverá a presentarse en septiembre a una nueva investidura, Montero asegura que "no tiene sentido presentarse a una nueva investidura si no ha habido ningún tipo de cambio por parte de Ciudadanos o PP para permitir su abstención", de quienes dice que, hasta el momento, "no quieren permitir la gobernabilidad de quien legítimamente ha ganado las elecciones en este país".

En cualquier caso, incide en que "le corresponde al rey pensar si somete de nuevo al candidato a una nueva investidura".

¿Se reanudarán las negociaciones?

"Hoy era el día para que la izquierda se pusiese de acuerdo. Había una propuesta robusta donde se daba buena importancia a las políticas sociales, que son nucleares para el PSOE. Después de ese esfuerzo, que no hayan aceptado las propuestas es decepcionante", manifiesta la socialista.

Por ello, Montero recuerda que desde el partido "advirtieron" que "no era cuestión de alargar las negociaciones hasta septiembre", porque, dice, entonces no tendrán los apoyos de los partidos que necesitan y que hoy han facilitado la abstención.