Pablo Iglesias ha comenzado su discurso en el debate de investidura contestando a los reproches de Pedro Sánchez, al que le ha "recordado" que es "presidente porque (en Podemos) creyeron en una moción de censura" y le apoyaron.

Uno de los aspectos que ha destacado Iglesias durante su intervención es que el PSOE "cambió la palabra 'propuestas' por 'exigencias' en el documento que envió Unidas Podemos" para continuar la negociación.

Además, ha señalado que la formación morada ha modificado su posición para hacer un posible un acuerdo: "Nos dijeron que el programa era demasiado radical y dijimos 'no haremos ninguna exigencia programática'; nos dijeron 'jamás compartiremos la gestión de ministerios de Estado' y nosotros estuvimos de acuerdo; nos dijeron 'su posición en Cataluña es demasiado radical' y les dimos garantías de que no habría líneas rojas y que asumiríamos el liderazgo en esta cuestión".

Tras esto, Pablo Iglesias ha asegurado que, a pesar que "desde el PSOE" le dijeron que Pedro Sánchez estaba tratando de humillarle cuando le vetó, él presentó su renuncia para no entorpecer las negociaciones entre socialistas y Unidas Podemos. "Lo único que les pedimos fue una participación proporcional en el Gobierno de acuerdo a los votos y también renunciamos a ello", ha aseverado.

Nueva propuesta de Podemos al PSOE

Entonces, le ha recordado que la formación morada ha vuelto a hacer "una propuesta" en la que piden "competencias, no sillones, para asegurar que haya educación gratuita, para que las familias en situación de dependencia tengan ayudas, para subir el SMI para revertir los aspectos lesivos de la reforma laboral, para frenar las privatizaciones sanitarias, para que la financiación en ciencia llegue al 2% del PIB y para bajar las tasas universitarias y aumentar el número de venta".

Ante el rechazo del PSOE a esta nueva oferta, Pablo Iglesias ha lanzado otra desde la Tribuna para que la investidura salga adelante. Y lo ha hecho, destacando que se lo ha recomendado "una persona con mucha autoridad dentro del PSOE": "Me ha dicho 'pídele que os ceda las competencias en políticas activas de empleo'. Así que renunciamos al Ministerio de Trabajo si ustedes nos ceden las competencias para dirigir las políticas activas de Empleo en este país".

"Mi grupo confederal había decidido abstenerse y tenderle la mano para que los próximos días podamos hacer lo que usted no ha querido estos tres últimos meses: negociar un gobierno con respeto hacia el socio. Le hemos hecho una nueva propuesta y todavía estamos a tiempo de salvar esta sesión de investidura y tener un gobierno de coalición", ha sentenciado.

Después del ofrecimiento de Pablo Iglesias, ha sido el turno de Gabriel Rufián, que ha abroncado a Pablo Iglesias y Pedro Sánchez por no alcanzar un acuerdo para salvar la investidura, algo de lo que "se van a arrepentir". Para el portavoz del grupo republicano, "fue un error el veto" a Iglesias por parte del PSOE, aunque también ha considerado "un error no aceptar dos, tres o cuatro ministerios" por parte del líder de Podemos.

Sin embargo, el PSOE ha rechazado esta propuesta, en palabras de Adriana Lastra, que ha dicho en su intervención que mantienen la última oferta que hicieron este miércoles: Vicepresidencia y los ministerios de Vivienda e Infancia y Juventud.