Los trámites con la administración se han sufrido incluso un mayor retraso del habitual a causa de la pandemia del coronavirus. El Gran Wyoming reconoce en El Intermedio que "hay personas para las que conseguir una cita es de vital importancia".

Según apuntan desde CCOO, se han paralizado muchas actividades administrativas durante estos tres meses y, además, los funcionarios han visto como aumentaba su carga de trabajo por los ERTE o el Ingreso Mínimo Vital. Esto ha ocurrido con una plantilla de la administración mermada, ya que en la última década se han ido perdiendo más de 43.000 empleos.

Wyoming cree que es "urgente" reforzar la plantilla de las administraciones que tienen a su cargo trámites tan importantes como la prestación por desempleo o las pensiones, porque "los españoles tenemos unas manías muy tontas como la de querer comer todos los días".

Para escuchar a los ciudadanos que están sufriendo el colapso de la administración pública, El Intermedio ha instalado en la calle la 'Ventanilla del desahogo' que al contrario que la administración, está abierta 24 horas y atienden sin cita previa.

Los ciudadanos no se han cortado ni un pelo y han expuesto todas sus preocupaciones. "Estoy cansado de tanta espera y tanto tramite", dice una joven que lleva desde agosto intentando una cita para la Seguridad Social.

Hay quien apunta a que nunca te cogen el teléfono, que además de pago, ni te responden a la llamada, con lo que conseguir una cita se hace imposible.

Una situación muy complicada también es la que viven aquellas personas que llevan meses sin cobrar el ERTE o que no han podido solicitar el Ingreso Mínimo Vital.

"No puedo más, estoy desde junio sin cobrar le ERTE. Tengo dos hijos que mantener y unas deudas que pagar", asegura en la 'Ventanilla de desahogo'.

También ha habido quien ha aprovechado la oportunidad para pedir una solución al Gobierno. "Vengo a la cita y me dicen que no me pueden dar el número de afiliación que me tiene que firmar la empleadora y sin ese número no puedo trabajar, no puedo llevar nada a casa, no puedo comer, no alquilan. Sin trabajo no puedo hacer nada, ¿cómo le hago? ¿A qué está esperando el Gobierno?".

El duro testimonio sobre vivir una pandemia siendo mayor

Las personas mayores también están viviendo momentos muy difíciles a raíz de la pandemia, sobre todo durante los confinamientos en los que sus actividades diarias, que les conectan con sus amigos y con sus hobbies, se paralizan, y vuelven a la soledad de sus hogares.

Andrea Ropero quiso conocer el testimonio de Ena Velasco, jubilada de 70 años. "El tiempo que nos queda es más cortito y no lo vamos a recuperar", explicó la entrevistada.