Áxel, un joven trans de 21 años, fue víctima de una brutal paliza este lunes en Valencia por dirigirse a un grupo de chicos en lenguaje inclusivo.

Según ha explicado en Al Rojo Vivo, estaba paseando con un amigo para intentar conocer gente cuando, al llegar a un grupo, dijo "qué guapes sois todes". Al escuchar esto, uno de los allí presentes le dijo "me estás llamando maricón" y él contestó "te estoy llamando guapo, nada más".

Instantes después, ante la actitud agresiva del joven mencionado, su amigo y él echaron a correr y el chico fue tras ellos. Cuando alcanzó a Áxel, le dio "pegó una paliza", según ha explicado, provocándole contracturas en la espalda y una fractura en la nariz. "No me podía cubrir. Dos amigos suyos lo cogieron y yo me tuve que ir corriendo", ha denunciado.

En esta entrevista también ha asegurado que "últimamente esto está pasando mucho más", haciendo referencia al aumento de las agresiones homófobas. Ahora confiesa tener "miedo a salir a la calle, sobre todo de fiesta, por temor " a lo que se pueda encontrar. De hecho, ha decidido no mostrar su casa por miedo a posibles represalias.