HAY AL MENOS 40 VICTIMAS

HAY AL MENOS 40 VICTIMAS

Más de 40 personas demandan a un cirujano plástico por desfigurarles el rostro

El médico plástico inyectaba en la cara de sus víctimas metacrilo, una sustancia prohibida que deja efectos irreversibles. Hasta 40 de sus víctimas han querido hacer una denuncia pública en las redes sociales publicando sus rostros deformados.

Irene Jiménez | Madrid | 12/12/2018

Uno de los pacientes afectados
Uno de los pacientes afectados | Instagram

Wesley Murakamiha se hizo pasar por cirujano plástico en Brasil y prometió a sus pacientes una mejora en su apariencia física con técnicas novedosas, según ha confirmado el Daily Mail. No obstante, su modus operandi era inyectar en los rostros de sus pacientes sustancias prohibidas en cantidades excesivas: metacrilo, la resina sintética PMMA.

Tras la operación, sus víctimas se encontraron con los rostros desfigurados y sin posibilidad de volver a su aspecto anterior, ya que la técnica de Murakamiha es prácticamente irreversible.

Una de sus pacientes afectadas | Inatagram

Hasta 40 personas se han visto afectadas y han interpuesto múltiples demandas contra el cirujano en todo Brasil. Además, han querido hacer una denuncia pública compartiendo en las redes sociales su 'antes y después' de la cirugía.

Todas ellas alegan que fueron persuadidas y presionadas por el "doctor" para realizarse dichos tratamientos, que superaban los 1.500 euros, ya que prometía entre otros, corregir las marcas derivadas del acné.

Alexandre Garzón, uno de sus pacientes, ha demandado al cirujano aunque aún no ha recibido la compensación económica que pide. En 2014 se dejó llevar por las manos de Murakamiha y no ha sido hasta ahora cuando ha podido mirarse al espejo: "En ningún momento me explicó que era irreversible. Pensé que era como Botox y saldría gradualmente con el tiempo. Cuando vi el resultado en el espejo me horroricé. Mi cara era gigantesca. Dijo que la hinchazón bajaría rápidamente, pero se mantuvo así durante meses y aún perdura".

Después de cuatro años de tratamiento con corticosteroides para reparar el error, ha aceptado que su rostro nunca volverá a ser el mismo.

Según el Consejo Médico de Brasil, el uso del producto, conocido en la industria como PMMA (polimetilmetacrilato), solo debe ser inyectado por los médicos dentro de los límites prescritos de cinco mililitros.

Esta sustancia es altamente peligrosa y en clínicas de Reino Unido o Estados Unidos se niegan a ofrecer este procedimiento.

Por su parte, Wesley Murakamiha, quien tiene una clínica en el municipio de Goiania, Brasil, se ha defendido en redes sociales alegando que es licenciado en medicina por la Universidad de Vassouras, Río de Janeiro, y que en el año de su graduación (2003) se registró en el Consejo Regional de Médicos (CRM). También ha querido compartir en las redes algunas de sus cirugías más exitosas.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.