La Policía se encuentra investigando este lunes la muerte de un menor de 12 años que se encontraba ingresado en el Hospital Materno Infantil de Málaga con lesiones por ahorcamiento. Según las primeras informaciones, el suceso tuvo lugar el pasado miércoles, 17 de noviembre, en un domicilio localizado en el barrio de Teatinos. Pasada las 18:00 horas, el servicio de emergencias 112 Andalucía fue alertado de que la víctima tenía signos de ahorcamiento y no reaccionaba.

Mientras el pequeño era trasladado al complejo sanitario -donde ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos del Materno, según ha podido saber 'Diario Sur'- el dispositivo policial comenzó a analizar los hechos para aclarar lo que ocurrió. De momento, todo apunta a que el menor se ahorcó con una cadena. "La primera hipótesis que intentan confirmar es que pudiera haber sido fruto de un accidente, parece que quería fabricar una especie de columpio", ha explicado en el programa 'Espejo Público' el periodista Juan Cano.

En cualquier caso, Cano ha pedido prudencia, dada las circunstancias del caso. "La dificultad que está teniendo la investigación es que no había ningún testigo. En el domicilio se encontraban los padres y el menor de 12 años, no estaban en la misma habitación y nadie presenció lo que sucedió", ha expuesto, apuntando no obstante que el servicio de emergencia que acudió a la vivienda encontró "un escenario que ya estaba manipulado".

De momento, como ha apuntado 'Sur', la Policía ha descartado la participación de terceras personas. La razón: no se han encontrado indicios de criminalidad en este escenario. "Después de este desgraciado desenlace, los agentes del grupo de Homicidios de la Policía Nacional están a la espera de la autopsia, que se está llevando a cabo en el Instituto de Medicina Legal de Málaga para intentar aclarar el accidente. El pequeño estuvo ingresado más de cuatro días en la UCI, aunque finalmente no se pudo hacer nada por salvarle la vida.