Los graves problemas de salud que ponían la vida del pequeño Santino en juego. El recién nacido se recuperaba en el hospital Eva Perón de Tucumán, Argentina, cuando el enfermero que le atendía le prometió que si abría los ojos se lo llevaría a su casa.

El menor tenía insuficiencia respiratoria, malformaciones en las articulaciones y una patología uronegrológica. Había sido abandonado por sus padres 20 días atrás y se recuperaba de los problemas de salud en la UCI.

Matías Devincenzi declaró cómo comenzó el proceso de adopción: "Recuerdo que estaba en coma, con asistencia mecánica respiratoria. Soy de hablarles mucho a los bebés. Así que lo encaré y le dije sin pensarlo dos veces: 'che, negro. Si abres los ojos, te llevo a casa".

El enfermero ha asegurado que después de que el menor reaccionase se sintió "papá" y comenzó a investigar cómo efectuar la adopción, ya que pensaba que ser un hombre soltero podría ser una traba en el proceso.

Con la adopción en trámite, el joven argentino continuaba viendo al pequeño, que sufría un estado de salud muy sensible. Finalmente, el 12 de octubre de 2017, las autoridades otorgaron la custodia a Davincenzi.

Matías Devincenzi y el pequeño Santino | 'Todo Noticias'

"Es todo lo que no imaginé nunca. Hubo una conexión desde el primer día que nos conocimos. Cuando me preguntan por qué lo adopté, la respuesta es simple: él me eligió a mí", concluyó el enfermero en la entrevista.