El grafiti está inspirado en uno de los emblemas de Francia: la 'Libertad guiando al pueblo' de Eugène Delacroix simbolizado con las protestas de los 'chalecos amarillos'. Esconde 1.000 dólares de premio en bitcoins.

Su autor lo ha escondido en algún rincón de la capital francesa. Dentro hay un puzle, solo el que lo encuentre y logre descifrarlo podrá reclamar el dinero.