Un joven residente en Madrid ha denunciado un ataque homófobo en la calle durante este domingo 17 de mayo, el Día contra la LGTBIfobia. Según ha explicado, recibió "insultos" y "amenazas" cuando se encontraba en la calle sosteniendo una bandera LGTBI. "Incluso se ha llegado al contacto físico. Nadie me ha preguntado nada, solo he recibido odio y una cacerolada hacia mí", ha denunciado.

En declaraciones a laSexta ha explicado que desde que salió de casa recibio gritos de "maricón" y "desviado" y que incluso un señor le amenazó con una sartén: "Me la puso a un palmo de la cara y me dijo que me la estampaba en la cabeza".

Joselu explica que se llegó a ver rodeado de personas en su contra sin que nadie le preguntara "nada" sobre su ideología y relata que pasó "bastante miedo": "Menos mal que dos vecinos han bajado para que no estuviera solo". "Empecé a decir que era el día contra la homofobia pero nada. Me agarró alguien de la sudadera y dije que por favor manteniesen la distancia de seguridad", ralata.

Acorralado por el grupo de intolerantes, el joven huyó de esa zona pero, explica, un señor le siguió insistiendo. Finalmente llegó una patrulla de la Policía que logró poner a salvo a la víctima. "Me temía lo peor, pero quiero agradecer de todo corazón a la agente de Policía que ha mediado", asegura.

 

La agente medió entre las dos partes y, señala Joselu, le acabó diciendo al señor que le estaba increpando que "si su bandera le ofende es problema suyo". La Policía le explicó al señor que el joven no estaba haciendo nada que pudiera ofender y que "si nunca hay que odiar a nadie, ahora incluso menos".

"No he podido aguantar las lágrimas", relata Joselu en redes sociales, emocionado con la reacción de los agentes: "Le he dado las gracias a ella y a su compañero. Las miradas de complicidad que me han echado han hecho que volviese a emocionarme".

Joselu ha interpuesto una denuncia por lo hechos después de que el Observatorio Madrileño contra la LGTBIfobia se haya puesto en contacto con él: "Ahora mismo estoy tranquilo después de ver todo el apoyo, pero fue un momento muy tenso".